LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 


- MOSEN BENITO SOLANA HERNANDEZ -

Ver mapa interactivo de la zona


MOSEN BENITO EN EL PUEBLO DE ENA. (Fotografía del libro: MOSEN, HISTORIAS DE CURAS DEL PIRINEO)

 

Mosen Benito Solana Hernández. Nacido en Artieda (Zaragoza el; 7 de Julio de 1929.

Presbítero desde 1953. Desde 1957 ejerce su labor en el Sodoruel confortando almas y restaurando templos.

Tiene el doloroso privilegio de contemplar día a día cómo se despuebla la zona.

En los 60 hacía su recorrido dominical pastoral a pié (¡ Ena, Botaya, Bernués, Osia, Centenero, Ena, Paternoy, Ena !): 40 km y seis misas cantadas. Luego la bicicleta, la moto, un auto y ahora una furgoneta Renault roja, atestada de útiles de albañilería.

Sus actuales parroquianos residen en Bernués, Botaya. Ena, Osia, Centenero, Anzánigo, Rasal y Bentué de Rasal.

Los domingos dice misa en todos ellos, y en verano, además, a las siete de la tarde en San Juán de la Peña.

Es el único sacerdote de la diócesis que usa la sotana de diario.

Sin contar San Juán de la Peña y las iglesias de su alrededor, veintiseis son los templos de su territorio:

Parroquia de San Martín Obispo (Bernués), ermita de San Alejandro Larraín (Bernués), Parroquia de San Esteban Protomartir (Botaya), ermita de San Miguel (Botaya), ermita de San Adrián (Botaya). ermita de San Clemente (Botaya), Parroquia de Santa Lucía (Osia), ermita de San Juán Bautista (Osia), ermita de la Pardina de Bataraguá (Osia), Parroquia de San Pedro Apóstol (Ena), ermita de la Virgen del Camino (Ena), Parroquia de San esteban Protomartir (Centenero), ermita de Santa María (Centenero), ermita de Santa Isabel (Centenero), Parroquia de la Asunción (Paternoy -en ruinas-), ermita de San Sebastián (Paternoy), Parroquia de Santa Águeda (Anzánigo), Ermita de Izárbe (Anzánigo), Parroquia de San Vicente Martir (Rasal), ermita de San Juán Bautista (Rasal), ermita de la Pardina de Omiste (Rasal), ermita de la Virgen de los Ríos (Rasal), ermita de la Santísima Trinidad (Rasal), ermita de San Sebastián de la Garoneta (Rasal), Parroquia de San Cristobal Martir (Bentué de Rasal) y ermita de la Virgen de la Corona (Bentué de Rasal).

(Fotografía y datos estractados del capítulo de D. Ricardo Mur; sacerdote de Agüero; en el libro "Mosen: Historias de Curas en el Pirineo Aragonés")


Conocí por casualidad a Mosen Benito en Centenero, un lunes de Agosto del año 2002. Pregunté por las llaves de la iglesia para visitarla, así como por las ermitas de Santa María y Santa Isabel y me indicaron que la iglesia estaba abierta, que el Mosen estaba celebrando Misa. Llegué al Credo y desde fuera escuchaba la fuerte entonación del sacerdote, un poco exagerada a mi entender. Con respeto entré. Oficiaba misa para tres mujeres mayores del pueblo, de espaldas a la feligresía. Cuando se volvió lo vi mirarme entre sorprendido y extrañado. Mi sensación fue de haber dado un salto atrás en el tiempo de muchos, muchos años. Disfrutaba del momento "diferente" y también me empezaba a preocupar -antes de conocerlo- por cómo respondería aquél enérgico y preconciliar mosen a mi interés por tomar unas fotografías de su templo para difundirlo por Internet...

...¡Qué sorpresa más agradable!. Hablador y elocuente, al tiempo que serio no tuvo ningún inconveniente a éllo, y aún pidió mi opinión sobre el hecho de dejar el ábside -como zona de más valor histórico- con la piedra de sus sillares vista; pero no sabía qué hacer o dónde colocar en el templo el retablo de mucha devoción para sus feligreses. Le indiqué mi interés por visitar las ermitas mencionadas, y todo fueron sinceras disculpas por no poder acompañarme él personalmente pues había de ir a Rasal a decir Misa; pero me encomendó al Sr. Bibián Lafuente para que me sirviese de guía. Con la recomendación de avisarle por teléfono a Bernués para -entre semana- acompañarme a visitar la ermita del cementerio de Botaya que él mismo restauró, siguió su camino dejándome con la sensación de haber conocido a álguien diferente.

Poco tiempo después cayó en mis manos el libro del que he extractado los datos del comienzo; y comencé a entender muchas cosas a la vez que con tristeza entreveo la falta de relevo para personas que como él son de la tierra, la quieren, la cuidan, la comprenden y envejecen y desaparecen a la vez que la vida en la misma. Entrega, amor, dedicación, locura, Fe, costumbre... No se cuál es la razón; si la hay; pero desde aquí, mi admiración y profundo respeto. En Noviembre de 2002 tuve la ocasión de compartir mesa y mantel con él, en casa de unos amigos en Osia. Escucharlo es...es... Es Mosen Benito. No encuentro palabras para describirlo.

Naturalmente quedó en hacerme llegar un tarro de miel, y yo en avisarlo para visitar alguna de sus iglesias.


Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas