LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 


- GAVÍN - SAN BARTOLOMÉ -



UTM 30T 723775 4723327 1089 m.

(ALTO GÁLLEGO)

Ver mapa interactivo de la zona


Pasado el pueblo de Gavín, desde Biescas en dirección a Ordesa, y a 1.500 metros justo tras salir de un túnel y cruzar el barranco de San Bartolomé, una corta pista asfaltada a izquierda apta para todo tipo de vehículo nos acerca en unos 300 metros a la ermita de San Bartolomé de Gavín, solitario resto de lo que debió de ser parroquial de un desaparecido pueblo.

Su construcción se data entre 1050 y 1060. De la misma solo se conservaba la torre y una pequeña porción del muro sur.
A partir de lo que restaba, se reconstruyó su planta por los propios vecinos de Gavín encabezados por su párroco. La Asociación de Amigos de Serrablo también participó rehaciendo el tejado de la torre, según me informan vecinos de la localidad.

Así pues, al visitar este templo que sin duda fue de cabecera plana, hay que tener claro que de su edificación original lo que conserva -de una gran belleza y excepcionalidad- es fundamentalmente su torre.

1VISTA SUR DE LA TORRE Y LA NEO-IGLESIA

Para visitar el interior del templo y el magnífico vano de herradura que alberga en el lienzo norte de la torre, hay que solicitar la llave al mosen que vive en Gavín; en la abadía contigua a la iglesia parroquial.

La edificación se realizó con sillarejo apenas desbastado a base de unos cuantos golpes de martillo. Esta arcaica forma de modelar la materia prima se viene utilizando en la zona desde la época prerrománica hasta nuestros días. Y ello se debe a la abundante disponibilidad de material que los afloramientos eocénicos de los "flysch" del Gállego, como puede advertirse en la imagen 3. Los bloques se desprenden solos o con muy poco esfuerzo. Y regularizarlos es tarea relativamente sencilla.

2DETALLE DE LA TORRE

34DETALLE DE LA TORRE:5DECORACIÓN CON ´RUEDAS´ 6VISTA ESTE DEL CUERPO SUPERIOR DE LA TORRE7

Así como la torre de San Pedro de Lárrede es sin duda la más elegante y emblemática del románico del Gállego, esta de San Bartolomé -que no le va a la zaga- es a todas luces, diferente. Además, a mi modo de ver, es el "eslabón" de unión entre dos estilos: El hispano-visigodo en su porción inferior y el larredense en altura. Sucesión superpuesta de estilos que delatan el cambio en la forma de interpretar el arte sacro medieval.

La decoración de rosetones a base de dovelas completando círculos, enmarcadas entre dos molduras horizontales y a su vez enmarcadas por sendas molduras cuadrangulares es única en el románico altoaragonés. (Imágenes 4 a 7). Por encima, ventanales de tres vanos, formados con columnitas de despiece en rodajas; y coronadas por arcos de herradura.

8VISTA NORESTE DEL REMATE DE LA TORRE: FRISO DE BAQUETONES Y VANOS MOZÁRABES

Rematando el cuerpo superior, y entre moldura tórica y doble hilada decreciente en funciones de cornisa, un friso de baquetones (¡como no!) circunda toda la torre. (Imágenes 6 a 8)

En el cuerpo superior de la torre abren ventanas tríforas en cada lienzo; compuestas por dos parteluces formados por rodajas superpuestas (al estilo de la decoración de San Pelay, Busa...). Tres bellos arquitos de herradura completan su emblemática decoración.

9LIENZO NORTE DE LA TORRE10VENTANAL Y FRISO DE BAQUETONES11VENTANAL DE ARCO DE HERRADURA EN BASE SUR DE LA TORRE

Es también destacable un pequeño ventanal situado a media altura de su lienzo sur, aspillerado y con arco de herradura con descarga sobre una alargada laja; similar a otro existente en la vecina localidad de Yésero (Imagen 11).

La torre se alza sobre un basamento macizo a modo de plinto ataludado que permite disponer su planta a nivel del templo. Son evidentes los mechinales edificativos pareados en sus lienzos.

A pesar de los rejuntes que enmascaran sus hiladas en buena parte de lo visto, se advierte que la hechura del cuerpo superior es ligeramente diferente a la del resto. Las hiladas se conforman con sillarejos más estrechos que en el resto de la torre y también se advierte un ligero cambio en la tonalidad de los mismos (Imagen 7).


 

Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas