LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 

- BENTUÉ DE NOCITO -



UTM 30T 729475 4689933 1101 m.

(ALTO GÁLLEGO)

Ver mapa interactivo de la zona


En el valle de Nocito; dos kilómetros más adelante del Santuario de San Úrbez, en dirección a Used, se encuentra Bentué de Nocito, pequeño núcleo apenas habitado. En la imagen 1, el alto ciprés, indica dónde yacen los restos de sus habitantes y la torre, el lugar dónde están los de su iglesia. La imagen 1a tomada al norte del templo, desde el viejo camino que dirige a Used. muestra la ruina de la iglesia recortada contra la mole de Guara que domina todo este valle.

1VISTA NORTE, CON LA GUARA AL FONDO

1aVISTA SURESTE DEL TEMPLO

De origen románico, modificada en el XVII de cuya remodelación data la dovela central de su pórtico con escudo remontado por cruz. Era de nave única rematada en ábside cubierto por bóveda de horno de piedra toba de la cual aún quedan algunas hiladas sin caer (Imagen 5). Hacia los pies de la nave había coro, sobre el que se resiste a bajar un arco fajón. (Imagen 6). La nave se cubría con techumbre de madera a dos aguas que aparece en revuelto caos en su interior (Imagen 7)

2CABECERA DESDE EL ESTE3CABECERA DESDE ELNORTE4PUERTA EN MURO SUR, CON ESCUDO EN LA CLAVE

5INTERIOR EN RUINAS HACIA LA CABECERA6INTERIOR HACIA LOS PIES7DERRUMBE DE LA TECHUMBRE SOBRE LA NAVE.

El sentimiento es de tristeza por lo que fue y ya no es, por el pueblo, por quienes aquí hicieron planes y emprendieron ilusionados su existencia y su futuro, que no fue. También por la indiferencia de todos quienes pasamos a su lado mientras agonizaba y no gritamos para intentar evitarlo... Hoy solo queda el recuerdo y el sentimiento que provoca en espíritus sensibles que contemplamos el cerrarse de otro ciclo vital más. Porque las iglesias, como los pueblos, como tu y como yo, tienen su ciclo vital y aunque no sea agradable recordarlo todos hemos de dar en maderamen desplomado.


Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas