LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 

-BIASCAS DE OBARRA. ERMITA DE SANTA MARÍA DE FORNONS-



UTM 31T 300410 4689993 1045 m.

(RIBAGORZA)

Ver mapa interactivo de la zona


Desde Biescas de Obarra por el sendero GR 18-1 se llega al antiguo lugar de Fornons, despoblado hace siglos, en una media hora. Desde Serraduy por el mismo sendero en sentido contrario cuesta más del doble, pero como el recorrido coincide con una antigua pista trazada hace años cuando se buscaba petróleo por la zona se puede ir motorizado con un buen todo-terreno, circunstancias meteorológicas favorables y cierta pericia.
Los restos de la iglesia se levantan al este del tozal que ocupaba el pueblo, en el punto más elevado, entre ruinas y aliagas y junto a robles y grandes carrascas.

Es un edificio de una nave encabezada por un ábside semicircular orientado al este. Las bóvedas se hundieron por completo hace mucho tiempo. El ábside se une a la nave mediante un profundo tramo presbiteral. Al exterior en el suelo está, partido en dos, el sillar con el arco vaciado que debió cerrar la ventana del ábside.
Los muros de cierre sólo se conservan hasta cierta altura. No es posible ni apreciar en ellos el arranque de las bóvedas. En el muro sur hay un fragmento totalmente en ruinas; en él tuvo que estar la puerta. Entre los derrumbes que se extienden por la parte exterior se ven sillares con trazas de haber sido dovelas. También hay en este muro una ventana rectangular con derrame al interior, en el tramo preabsidal.

Pequeños nichos cuadrangulares se extienden a lo largo del muro norte. Debajo de uno de ellos, en la zona preabsidal, bajo un sillar alargado, distinto de todos los demás, hay otro agujero mayor a nivel del suelo actual, que pudo albergar quizás una tumba
El aparejo es de sillarejo sin pulir, formando hiladas generalmente regulares y con fragmentos colocados a soga y tizón.
A unos metros del muro sur, sosteniendo buena parte de los derrumbes, se ven trazas de otro muro que debía cerrar por esta parte el cementerio, que también debió extenderse a poniente de la iglesia por lo que puede deducirse de los restos visibles.

Fornons es citado en 908 y la iglesia de Santa María a principios del siglo XI. El lugar perteneció a Obarra y, a partir de 1076, a San Victorián. La antigüedad de esas fechas puede inducir a datar la iglesia en épocas muy tempranas, pero más correcto parece suponerla por el aparejo obra de principios del siglo XII, que bien pudo suceder a otra anterior más sencilla.

Hacia el sur y el oeste de la iglesia se extienden restos de edificios y muros de piedra para sostener las fajas de labor. Alguna construcción pudo haber sido usada como recinto para cerrar el ganado, pero como casa no puede identificarse ninguna. Nadie en Biascas o Serraduy recuerda haber oído hablar a sus mayores de Fornons como lugar habitado. El modo en que ha crecido la vegetación y las centenarias carrascas hacen suponer que los habitantes debieron trasladarse hacia el llano, más cerca del río, al actual Biascas, hace varios siglos.

 

(Fotografías y texto: Francisco Martí Fornés

Diseño y mantenimiento web: "romanicoaragones.com")


 

Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas