LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 

-GÜELL. ERMITA DE SAN PEDRO DEL SARRAU-



UTM 31T 290318 4681740 837 m.

(RIBAGORZA)

Ver mapa interactivo de la zona


El acceso a esta interesante ermita era hasta hace poco bastante difícil. En un pequeño cerro entre barrancos y en pleno bosque, lejos de toda vía de comunicación, hallarla era una aventura. Actualmente se ha construido una aceptable pista, que desde Trespueyo, las últimas casas de la zona de Gúel conocida como “El Rincón”, desciende en dirección sur hasta cruzar el barranco de la Amella y luego asciende en dirección contraria hasta que pasa junto a la ermita, recorridos poco más de tres kilómetros. Las coordenadas UTM son 31 T 0290407 y 4681935 y su altitud 837 metros.

De una nave cubierta con bóveda de cañón levemente apuntada, culminada con un ábside semicircular cubierto con bóveda de cuarto de esfera, orientado al este. Un arco de excelente trazado da paso a un amplio tramo preabsidal. En dicho tramo preabsidal, un peldaño más elevado que la nave, hay al norte una capilla abierta en el muro, que comunica con la nave a través de arco de medio punto y se cubre con bóveda de cañón. Al sur se abren varios nichos y una rústica abertura aspillerada al exterior.
El ábside tiene una ventana monolítica sobre jambas, de doble derrame. Acaban de iluminar la nave sendas ventanas aspilleradas, una al sur junto a los nichos mencionados y otra al oeste. Un banco de piedra recorre cada uno de los muros laterales de la nave. La portada se abre en el muro sur. De ella hace años que desaparecieron las dovelas, pero conserva las jambas e impostas. Está casi a los pies de la ermita, pero es de suponer que la nave se acortó cuando se rehízo todo el muro de poniente, fruto de alguna reconstrucción.


El aparejo es de sillarejo bien escodado, sobre todo en el ábside y las bóvedas. El muro de poniente y algunos fragmentos del norte son de mampostería, notoriamente de época posterior. La cubierta ha perdido buena parte de las losas que la cubrían y la vegetación que ha crecido sobre ella ayuda a compactarla evitando su derrumbe, si bien por poco tiempo pues ya han caído algunos sillares y las goteras y humedades penetran por doquier. La parte original puede fecharse en la primera mitad del siglo XII.
En el ángulo nordeste de la ermita queda la base de una construcción que parece escalonada, de la cual la única función que se me ocurre es la de servir como acceso a una posible espadaña desaparecida situada en la conjunción de nave y ábside.

Al noroeste unas piedras colocadas en el suelo –una de ellas troncopiramidal en posición vertical- sugieren la existencia de alguna tumba.
Leyendas locales transmitidas por tradición verbal ponen en relación las ermitas de San Clemente de la Tobeña San Gregorio de Fantova y ésta con un común misterioso constructor. Pastor o ermitaño, según versiones, pero dotado en todo caso de poderes sobrenaturales. Sorprendente resulta –sin magia alguna- ver como San Clemente y San Pedro, a altitud similar, se sitúan sobre el mapa en los vértices de la base de un triángulo isósceles en el que el vértice superior lo ocupa San Gregorio en posición elevada sobre las otras.

 

(Fotografías y texto: Francisco Martí Fornés

Diseño y mantenimiento web: "romanicoaragones.com")


 

Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas