LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 

-ALCALÁ DE GURREA. ERMITA DE LOS AGUDOS-



UTM 30T 688735 4663703 484 m

Ver mapa interactivo de la zona


1MURO SUR DEL TEMPLO, CON SU PORTADA

La ermita de Los Agudos se halla en el término municipal de Alcalá de Gurrea. Corona un otero situado dentro de una propiedad particular. Cuando nos desplazamos por el entorno del pantano de Tormos o de la Sotonera esta ermita es un referente visual. Y la magnífica vista que desde este lugar hay hacia la Sotonera es motivo más que suficiente para hacer una escapada hasta ella (Imagen 9). Para llegar hasta la ermita, seguiremos la carretera que desde Almudevar se dirige a Puendeluna, paralela al canal que primero llena y luego alivia este embalse artificial abastecido por el río Gállego. Hacia mitad de camino, ya rebasado el embalse, sale a nuestra izquierda una carretera que se dirige hacia Marracos y Piedratajada. Al poco de recorrerla, a nuestra izquierda nos esperal a elevada ermita. No hay problema en saber hacia donde vamos. Siempre la estaremos viendo. He vuelto al lugar el 9 de febrero de 2006 y me he llevado la agradable sorpresa de encontrar hecha una buena pista de tierra compactada que facilita mucho el acceso. También paneles explicativos. Y además me comentaron en Alcalá de Gurrea que se va a acometer su restauración.

2VISTA SUROESTE3VISTA SURESTE. HUESOS DE LA NECRÓPOLIS Y SILLARES4PORTADA EN EL MURO SUR5DETALLE DE LA PORTADA

Se trata de una edificación tardorrománica, o también se podría definir como protogótica puesto que se halla a caballo entre ambos estilos. Edificada hacia la primera mitad del XIII, podemos advertir en ella los elementos definitorios de ambos estilos. Sus medidas exteriores son aproximadamente de 20 por 9 metros. Su eje mayor se orienta en dirección oeste-este, ligeramente desviado al norte. La cabecera es plana. El templo se alza sobre un basamento macizo levemente ataludado de unas diez o doce hiladas realizado para conseguir una superficie horizontal suficiente para erigir el templo. Desde el basamento, cinco pilastras se adosan a cada uno de los muros largos, alcanzando la cornisa, que se conserva en algunos tramos como en el ángulo suroeste (Imagen 1).

La portada se halla hacia los pies del muro sur, entre la segunda y la tercera de las pilastras adosadas. Consta de dos arquivoltas ligeramente abocinadas. A pesar de la intensa meteorización de su arenisca parece advertirse restos de decoración de baquetón. Apean en jambas lisas, dispuestas en modo oblicuo, convergiendo hacia la luz del vano (Imágenes 4 y 5). La luz del tímpano, se ha cerrado tardíamente con un travesaño de madera, sillares y ladrillos.
6VISTA SURESTE DEL TEMPLO. CABECERA PLANA7VISTA NORESTE8FACHADA DE PONIENTE. VENTANAL ASPILLERADO
En lo alto de las fachadas este y oeste, abren sendos ventanales aspillerados con sus jambas achaflanadas y el medio punto monolítico (Imágenes 7 y 8). En la superficie del cerro alrededor del templo hay montones de sillares apilados y numerosos restos óseos de su necrópolis que la erosión ha exteriorizado (Imagen 3).
9EL PANTANO DE TORMOS, PARQUE EÓLICO Y AL FONDO EL PICO DE GUARA, DESDE LOS AGUDOS
Al interior, el templo es de hechura muy sencilla. Está segmentado en seis tramos por cinco fajones apuntados que se corresponden con las pilastras vistas al exterior. Desde un basamento en la zona inferior de los muros largos, arrancan pilastras adosadas que ascienden por los paramentos verticales. En la unión con el arranque de la bóveda hay una imposta redondeada que se interrumpe en cabecera y muro de cierre. Coronando las pilastras bajo la imposta, grandes ménsulas hacen las veces de capiteles.

En la cabecera hallamos tres pequeños huecos a modo de credencias en el espesor del muro de cabecera y de los laterales.

10INTERIOR DEL TEMPLO HACIA LA CABECERA

Centrando cada uno de los lienzos cortos, hallamos en altura sendos ventanales aspillerados, levemente derramados, ya vistos al exterior. Y en el muro sur el vano de la puerta. Tan sobrio como el resto del templo. Los fajones que enmarcan al interior la portada tienen un perfil escalonado hasta quedar embebidos en el propio paramento vertical (Imagen 16).

11PLANTA DEL TEMPLO12DETALLE DEL MURO NORTE HACIA LOS PIES13INTERIOR DEL TEMPLO HACIA LOS PIES

La hechura de los paramentos verticales es curiosa: sobre una bancada corrida se alza un tramo de muro de menor espesor, y a su vez, poco por debajo de la imposta vuelve a retranquearse, como aligerándose (Imagen 12). También es curiosa la forma de apear al exterior las pilastras adosadas. Son más sobresalientes que el perfil del basamento en que apean, y lo hacen a través de un sillar con su cara externa oblicua a modo de ménsula.

14DETALLE DE SÍMBOLOS EN UNO DE LOS FAJONES15FAJONES DE LOS PIES Y RESTOS DEL ARRANQUE DEL CORO ALTO16FAJONES Y PILASTRAS JUNTO AL INTERIOR DE LA PUERTA

En sus muros hallamos símbolos pintados en rojo, que no comprendo (Imagen 14). Pero también muchas inscripciones que hablan mucho más claro. Algunas son grafitis moderno. Otras datan de mucho antes. El lugar, por su privilegiada situación fue lugar donde se atrincheraron soldados en nuestra última (deseo) guerra civil. Algunos aluden a jóvenes soldados italianos. Destaco una, realizada sobre la imposta, que por su rotundidad todavía me hace estremecer cuando la releo (Imagen 17, activa).

17

Diecinueve años. Un niño-hombre obligado a matar a sus hermanos sin saber bien por qué. Escondido entre los muros que fueron elevados para rezar y se convirtieron en fortificación de guerra moderna. No importa en qué bando estuviera. Era un adolescente asustado, no tanto por la lucha, sino por una situación catastrófica para su tierra y su familia que a buen seguro no alcanzó a comprender. Malditos sean quienes le arrebataron su adolescencia. Malditos quienes le pusieron un arma en las manos y decidieron que debía de ser soldado. Malditos quienes se esfuerzan hoy en mantener vivo ese pasado de odio que debió de quedar atrás. Más valdría reconstruir viejas ermitas en las que aún vibran las voces y los miedos de los niños-soldado que rememorar viejas batallas fratricidas.

18

Bueno... Pues que parece que con el tiempo acaso esté dando pistas para sacar adelante una guía de templos a reconstruir. Porque en la primavera de 2008 tuve conocimiento de un Plan de Dinamización Cultural en la Hoya de Huesca. Y otra de las ermitas señaladas como en amenaza de ruina irreversible que va a ser consolidada y rehabilitada es esta de Los Agudos. Pedro Bergua, Presidente de la comarca de la Hoya de Huesca, se ha embarcado en este proyecto. De momento ya tiene una sobrecubierta provisional. Aparatosa estructura de chapa sobre pilastras que brilla y se divisa desde toda la Sotonera como si fuese un faro. Ante mi expresión de espanto la alcaldesa me tranquilizó explicándome que es algo provisional mientras se acomete la obra definitiva que espero será más acorde con el resto de la fábrica.

1920


 

Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas