LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 

-SANTA MARÍA DE BELSUÉ. IGLESIA DE SANTA MARÍA-



UTM 30T 718360 4688171 920 m

Descargar track GPS "Huesca-Belsué-Santa Mª de Belsué" (*.plt)

Descargar track GPS "Huesca-Belsué-Santa Mª de Belsué-Dolmen Ibirque-Guarguera-Huesca" (*.plt)

Ver mapa interactivo de la zona


VISTA ESTE DEL TEMPLOVISTA ESTE DEL TEMPLOVISTA ESTE DEL TEMPLO

El abandonado pueblo de Santa María de Belsué que da nombre al embalse del Flumen se halla en un tranquilo paraje al que se accede por la carretera antigua de Monrepós, con desvío inmediatamente antes del túnel de la Manzaneda donde acaba la carretera vieja. Desde este punto hay que tomar la pista asfaltada que desciende hacia Belsué y serpentea después camino del valle de Nocito. Tras cruzar el río Flumen por un puentecillo y rebasar un soto conocido como "la chopera", sale un desvío a nuestra izquierda que nos lleva hacia el arruinado pueblo atravesando el cauce del Flumen, practicable con 4x4 si no está muy lleno el pantano. Hay que vadearlo dos veces porque el río envuelve y serpentea a los pies del pueblo situado sobre su orilla izquierda (Imagen 1).

Las dos primeras imágenes de la pagina son de mayo de 2017 La tercera corresponde a una de mis visitas previas (2007) cuando aún no se habia acometido la restauración del templo.

1CASERÍO EN RUINAS SOBRE MONTÍCULO RODEADO POR EL FLÚMEN2ÁBSIDE RECTANGULAR Y TOPRRE AÑADIDA3VISTA SURESTE DEL TEMPLO4CABECERA DESDE EL ESTE

En lo que fue parte elevada del reducido caserío se alza la ruinosa iglesia de Santa María de Belsué, originaria del XI y reformada en épocas posteriores. Es de nave única, con cabecera plana decorada con un friso de arquillos lombardos sobre la cual se elevó -como en Belsué- una pequeña torre con doble vano para campanario. (Imágenes 2 a 6 ).

5DETALLE DE LA DECORACIÓN LOMBARDA DE LA CABECERA6DETALLE DE LA DECORACIÓN LOMBARDA DE LA CABECERA

La torre campanario alzada sobre el ábside es de ejecución posterior al templo original advirtiéndose de forma clara un cambio en los elementos constructivos y el ritmo de los mismos. Coetánea de la torre y como acceso a la misma se edificó una tosca escalera exterior adosada al lado sur de la cabecera que permite acceder a su interiormediante puerta en el lienzo sur del muro (Imagen 3). El suelo del "cuerpo de campanas" corresponde directamente al extradós de la bóveda absidal (Imágen 8 ).

7DETALLE DE LA DECORACIÓN LOMBARDA DE LA CABECERA8EXTRADOS DE LA BÓVEDA DESDE EL CAMPANARIO AÑADIDO9MURO SUR CON LA PORTADA

Los arquillos lombardos son de tosca ejecución (Imágenes 5 a 7). Timpanillos monolíticos ocupan su concavidad. Un ventanal aspillerado al exterior centra la cabecera. La porción superior de la aspillera esboza un pequeño medio punto rebajado en el sillar-dintel (Imagen 7). Al interior de la torre (Imagen 8) se puede apreciar la estructura de la bóveda de medio cañón de la cabecera por la que ya transparenta luz en algún punto.

10INTERIOR HACIA LA CABECERA

La hechura de la nave hace suponer que es de época posterior, probablemente respetando su planta original, pero rehecha. A su lado norte se adosó una pequeña sacristía con acceso desde la misma y cubierta con bóveda de medio cañón.

11INTERIOR HACIA LOS PIES DEL TEMPLO12PUERTA DE ACCESO. LADO EXTERIOR13PUERTA DE ACCESO. LADO INTERIOR

La puerta del templo, tardía, abre en el muro sur (Imágenes 9 y 12). Es de medio punto dovelada con jambas rectas y remontada por una somera y sobresaliente imitación de dobladura del arco al modo lombardo. La nave, cuya techumbre de madera a dos aguas ha desaparecido (Imágenes 10 y 11), acoge en la actualidad abundante vegetación. La cabecera del templo es plana (Imágenes 14 y 15), cubriéndose mediante una bien realizada bóveda de medio cañón. Un ventanal de derrama interior centra la cabecera. Junto a él se advierten algunos restos de pintura con la que se decoró en la que destacan amarillo y rojo (Imagen 16). La imagen 14a corresponde a mayo de 2017 tras la restauración y se ve como la vegetación vuelve a adueñarse de la nave.

14INTERIOR HACIA CABECERA14aINTERIOR HACIA CABECERA

El deterioro de las ruinas de este interesante templo es progresivo y desgraciadamente no parece tener ningún valedor con capacidad para detenerlo. La imagen 18 es del 27-7-2001 y ya en ella filtraba luz por el lado sur de la bóveda absidal. En mi visita de 27-5-2007,ya hay un considerable boquete en esa bóveda, al final de la grieta absidal (Imagen 17). Bóveda y ábside que acabarán cayendo. De nada ha servido la ayuda que prestó David de la Garma desde su web de Arteguías, ni mis esfuerzos desde aquí por intentar que sea comprendido su valor intrínseco como eslabón entre dos momentos del arte edificativo medieval.

15DETALLE DEL ÁBSIDE16RESTOS DE PINTURA Y GRIETAS EN LA CABECERA17DERRUMBE PARCIAL DE LA BÓVEDA 200718BÓVEDA EN 2001

Es un templo fantasma de un pueblo fantasma, en una provincia tan saturada de arte que se puede permitir el lujo de perderlo porque se caiga o porque nos lo guarden en comunidades limítrofes o en museos de allende los mares. Tiene pocos defensores y los días contados. En ocasiones me siento cansado -al modo de G. Fatás- de intentar que nuestros corregidores aprendan algo que no sea de color pardo. Otra lástima.

19RUINAS DE UNA EDIFICACIÓN ENTRE LA MALEZA


LAS TARDÍAS IGLESIAS DE BELSUÉ

Belsué y Santa María de Belsué se encuentran en el extremo septentrional de la Hoya de Huesca, cerca de las fuentes del río Flumen En cada uno de los dos poblados, de escaso vecindario el primero, que tenía unos doce vecinos en la Edad Media, y actualmente deshabitado el segundo, hay sendas iglesias de igual fábrica, de carácter especial. Bien conservada la de Belsué, aunque revocados sus muros interiores, y en estado ruinoso la de Santa María.

Ambos edificios presentan nave rectangular y ábside también rectangular, que se acusa en planta, sobre cuyas paredes se levantó en época posterior la torre actual. La nave se cubría con techumbre de madera y el ábside con bóveda de cañón. Las puertas situadas en los paramentos meridionales son de arco de medio punto, siendo sus dovelas centrales surmontadas por un cordón a modo de archivolta. En el mismo muro se practicaron ventanas abocinadas, posteriormente alteradas, que podrían haber sido de arco semicircular.

Si tipológicamente las dos iglesias responden al modo de tradición visigótica o mozárabe, no así en su totalidad los ábsides rectangulares que ofrecen en el exterior de los tres muros la decoración lombarda de arquillos ciegos. Esta singularidad induce a pensar que fueron construidas con motivo de la repoblación del pequeño valle por hombres procedentes de la mozarabía oscense en tiempos de Ramiro I.

El maestro o maestros constructores de las dos iglesias, fieles a sus antecedentes mozárabes, no se apartaron del modelo tradicional, pero adoptaron la fórmula decorativa de la arquitectura lombarda, aunque no el ábside semicircular, introducida acaso por influencia ribagorzana en los territorios al oeste del río Cinca en la década de los 1050. Posteriormente sobre los rectángulos absidales se construyeron sendas torres-campanarios.

Belsué y Santa María, por tanto, han de ser las últimas manifestaciones de la arquitectura de tradición visigótica, datables alrededor de 1060.

Antonio Durán Gudiol "El Monasterio de San Pedro de Siresa".

Edit. Diputación General de Aragón. 1989. Pag.: 69.

Se podrá decir más alto; pero creo que no más claro ni con más autoridad.


 

Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas