LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 

-ANTILLÓN. PARROQUIAL DE LA NATIVIDAD-



UTM 30T 734845 4657971 513 m

(HOYA DE HUESCA)

Ver mapa interactivo de la zona


En el somontano oscense, al sur de Angüés se sitúa la bien cuidada localidad de Antillón. Paseando por sus calles uno nota enseguida que es un pueblo en el que hay quien se preocupa por mantener su aspecto y resaltar sus vínculos con el pasado (Iglesia, muralla, mirador, horno de pan...). Su parroquial dedicada a la Natividad de Nuestra Señora fue originalmente románica del XII pero "se ha beneficiado" de sucesivas e importantes reformas. Recorriendo pueblos de nuestra tierra me he dado cuenta que los templos que más fielmente conservan su estructura primitiva, lo hacen -por regla general- por haber tenido la "mala suerte" de no contar sus protectores con capital suficiente para adecuarlos a la moda dominante de cada momento. "Pueblo rico: muchas reformas". Tengo un amigo que cuando le pregunto por la posible existencia de monumentos antiguos en su pueblo me contesta: "¡Qué va!. En mi pueblo en cuanto hay algo viejo, lo tiramos y lo rehacemos de cemento"

1TEMPLO DESDE EL SURESTE2VISTA DESDE PONIENTE DEL TEMPLO

En fin: Se conoce enseguida que Antillón fue población importante por lo reformada que está su iglesia románica. En principio fue de una nave, con cabecera plana y torre a los pies. En sucesivas reformas se le añadieron capillas laterales, sacristía ante la cabecera, bóveda de crucería, coro alto... En el plano levantado por el arquitecto y amigo Daniel Zabala (Imagen 6) se advierte bien a las claras las numerosas reformas del templo original, del que estimo solo queda reconocible parte del muro norte, y aun este perforado para acceder a las capillas añadidas, y una parte de los pies del templo

La portada, abocinada, tiene ocho finas arquivoltas con arista de baquetón y finas decoraciones en el lugar de los capiteles. Por fuera poseeguardapolvo (Imagen 5). Denota un estilo ya gotizante y me recuerda mucho a la tapiada portada de Los Corrales.

3RESTO DEL MURO NORTE, CON CANECILLO ORIGINALES4TORRE A LO PIES DEL TEMPLO5PORTADA EN EL MURO SUR6PLANTA DEL TEMPLO: DANIEL ZABALA

Quedan cinco modillones sustentando cornisa original a los pies del muro norte (Imagen 2). Al interior, un descentrado arco de medio punto en el coro. Las bóvedas son de crucería gótica tanto en la nave central como en las capillas laterales. (Imágenes 7 y 8). Numerosas marcas de cantería podemos ver en el exterior de su torre. Algunas de las mismas son coincidentes con las vistas en Foces.

7INTERIOR DEL TEMPLO HACIA LA CABECERA

8INTERIOR DEL TEMPLO HACIA LOS PIES9CAPILLA BAJO LA TORRE CON PILA BAUTISMAL10

A los pies, junto al muro sur, y en una capilla lateral situada bajo el arranque de la torre se halla la pila bautismal. Es muy sencilla y probablemente sea la original del templo primitivo (Imágenes 9 y 10). En el arranque del lienzo sur de la torre, sustentado por gruesos modillones, (Imagen 4) hay un sarcófago renovado en 1994; que según tradición oral conserva los restos de un caballero de la localidad.

11INTERIOR DE LA PORTADA. SEMICOLUMNA Y CAPITEL REUTILIZADO12DETALLE DEL CAPITEL REUTILIZADO

Al interior de la portada en su lado de poniente, queda una parte de semicolumna original del templo, sobre la cual voltearía fajón hacia el muro opuesto. Lo curioso es que se ha reutilizado un capitel, en posición invertida a modo de arranque de la misma (Imágenes 11 y 12).

13MURALLA DE ANTILLÓN CON PUERTA DE ACCESO14TORREÓN JUNTO A LA PUERTA DE ACCESO15INTERIOR DEL TORREÓN. PLANTA PRIMERA CON ARCO APUNTADO

El primitivo recinto medieval fue amurallado quedando restos importantes de la muralla con alguna de sus puertas y una elegante torre flanqueándola. Obra de grandes sillares y mampostería trabajada con rudeza, en la que abunda una marca de cantero: una gran y sencilla cruz. Su cronología en ya de un momento tardío, avalado por el apuntado arco sobre ménsulas cistercienses que vemos al interior de la torre guardiana de la puerta (Imágenes 13 a 15).


Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas