LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 

-CASTEJÓN DE VALDEJASA. CASTILLO DE SORA-



UTM 30T 660999 4654457 619 m

(CINCO VILLAS)

Ver mapa interactivo de la zona


Recorriendo el camino entre Ejea de los Caballeros y Erla el horizonte hacia el sur nos muestra la silueta de las ruinas del castillo de Sora retrepado en lo alto de un risco desde el que se domina una extensa cantidad del territorio cincovillés.

Al castillo se llega a través de la carretera que enlaza Castejón de Valdejasa con Ejea. A unos 9,5 kilómetros de la primera localidad sale hacia el este una pista que en poco más de un kilómetro nos deja ante la pista en zig-zag que sube al castillo. Hay cadena que lo impide y señalización de "prohibido el paso". No previendo esta circunstancia tuve que hacer las fotos desde la lejanía tirando de teleobjetivo.

Se da como cierta la existencia de la fortificación en tiempo de Sancho Ramírez correspondiendo al primera cita histórica a 1200. Desde inicios del XIV perteneció a la familia de los Luna. Fue prisión de la abadesa de Loarre, doña Violante de Luna por posicionarse del lado del conde Jaime II de Urgel, en la sucesión de Martín I resuelta mediante el Compromiso de Caspe a favor de Fernando de Trastamara infante de Castilla y nieto de Pedro IV de Aragón. En la actualidad es propiedad de los duques de Villahermosa.

Restos de murallas protegen todavía las zonas más sensibles del cerro del que destaca la elevación de la torre del homenaje, de planta cuadrada y dividida al interior en dos plantas por medio de bóvedas de medio cañón. El origen de la fortaleza parece corresponder a un momento de ocupación islámico. Tras su reconquista fue lugar clave en la toma de las tierras de la actual comarca de las Cinco Villas. Quedan restos islámicos y el torreón románico al que se añadió el lienzo este, renacentista.

Quizá otro día con más tiempo y conociendo las circunstancias haga un paseo hasta lo alto del cerro.


Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas