LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 

-RUESTA. ERMITA DE SANTIAGO-(Cont.)-



UTM 30T 657695 4716680 502 m.

1CABRCERA DEL TEMPLO

El aspecto interior del templo se llega a entender a la vista del boceto de planta que he mostrado en la pagina previa. De lo contrario es de difícil comprensión. Se compone de dos volúmenes, algo más ancho el posterior (nave) que el anterior (cabecera). Hay un muro-diafragma que separa ambos y que dificulta la percepción de la diferente amplitud de los dos volúmenes mencionados. Soy de la opinión de que, en congruencia con lo expuesto acerca de su origen, ese muro o parte del mismo puede ser original. Serviría como delimitador entre los espacios sagrado y profano de la liturgia hispano-visigoda. Semejante disposición la hallamos en Corral de Calvo, y la planta excavada de la iglesia de San Pedro el Viejo de Jaca apunta asimismo en esa dirección. El actual encalado impide comprobar esta hipótesis.

2INTERIOR DE LA NAVE DESDE LA PORTADA3INTERIOR DE LA CABECERA DESDE LA UNIÓN CON LA NAVE

El nivel del pavimento del templo es descendente. Hemos de bajar varias escaleras para acceder a la nave y un par de ellas más para entrar en el espacio sagrado. En la nave destacan dos pilastras laterales fruto de la reforma del XII. Deberían haber prestado apoyo a un fajón pero se acabó con cubierta de madera a dos aguas. Hay banco corrido a ambos lados de la nave y en cabecera de la misma una estructura de medio cañón apuntado que se cita como obra del XIV. Esta estructura se superpone parcialmente a uno de los dos vanos derramados que iluminan este espacio (Imagen 2). El suelo, al igual que en la cabecera, se decora con pavimento de cantos de río formando motivos geométricos.

El espacio de la cabecera es diferente. Más solemne. En cada uno de sus muros laterales abren bajo la sencilla imposta una pareja de vanos derramados al interior y aspillerados al exterior (Imágenes 1, 4 y 9). Hay, como en la nave, bancada corrida adosada a los laterales. La cabecera es plana y posee un arco triunfal "injertado", compuesto pos basas, semicolumnas adosadas (literalmente), capiteles con sus ábacos y arco fajón de medio punto (Imágenes 1 y 3). El arco triunfal y lo existente hacia la cabecera plana son elementos procedentes de la reforma del XII, adecuando el templo a lo que en la mentalidad benedictina se estimaba necesario.

4MURO NORTE DE LA CABECERA5PORTADA CEGADA EN LADO NORTE DE CABECERA

6LADO NORTE DE LA CABECERA CON SEMICOLUMNA Y CAPITEL7BOVEDA DE LA CABECERA

De este modo se creó una especie de pequeño presbiterio al compartimentar la cabecera mediante el mencionado arco triunfal (Imágenes 1, 6 y 8). Hay una portada cegada en el muro norte, junto a la semicolumna de ese lado, que al exterior la veíamos parcialmente oculta por la pilastra añadida. Adintelada y con arco de descarga al exterior, desde el interior muestra un tímpano con aletas ("enjarjado") que evidentemente no es original de esa localización por incongruencia con la luz del vano. Una segunda portada (?) abre a los pies del lado sur de la cabecera.

8LADO SUR DE LA CABECERA CON SEMICOLUMNA Y CAPITEL9MURO SUR DE LA CABECERA1

0CABECERA DESDE EL ALTAR11BÓVEDA DE LA CABECERA

La bóveda de la cabecera es de medio cañón, edificada con sillarejos fino a excepción del tramo central entre el arco triunfal y la nave, zona en la cual se utilizó sillarejos de mayor módulo (Imágenes 7 y 11). La imposta que delimita paramento vertical de bóveda recorre todo el muro lateral y está formada por una línea adelantada de sillarejos sin otra decoración.

12CABECERA DESDE EL ÁNGULO NORDESTE13NAVE DESDE LA UNIÓN CON LA CABECERA

14NAVE DESDE LOS PIES15PORTADA DESDE EL INTERIOR

Sorprende esta cabecera al interior tanto por su volumen como por la luminosidad que se logra al interior por medio de sus cuatro vanos originales más los dos añadidos en el "presbiterio". El espacio de la nave queda relegado tanto en lo funcional -casi desvinculado de la cabecera- como en lo formal, no recibiendo decoración alguna (Imágenes 2 y 13 a 15).


ATRÁS


Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas