LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 


LA CORONA DE ARAGÓN

"PEDRO II Y PEDRO III"

(La incultura o iniquidad de un consejero de Cultura)

DOMINGO BUESA CONDE (Diario del Altoaragón. 1-XII-2009)


Estamos viviendo en estos días un interesante debate sobre la Corona de Aragón, en concreto sobre cómo debemos denominarla, que se ha desatado con las declaraciones del conseller de Cultura del Gobierno de Cataluña al anunciar el descubrimiento de los restos del rey Pedro III el Grande. La controversia se ha desatado sobre tres puntos concretos que avalan, de entrada, la enorme incultura de este buen señor llamado en el mundo don Joan Manuel Tresserras, supongo que en la sucesión del poder Joan Manuel I de Cataluña. Son tres asuntos de cierta importancia que pueden ser disculpados si son producto de su ignorancia, pero que nunca pueden ser admitidos si en realidad fueran producto de un intento suyo de manipular la historia con intereses partidistas.

El primero es su explicación de que se habían encontrado los restos del rey de la Corona catalano-aragonesa. El segundo es que se trata de Pere II, hijo de Jaime el Conquistador, y el tercero habla de que es la primera tumba de un rey catalán que se ha encontrado intacta. No se pueden enunciar más disparates en menos palabras, cuestión que debería llevarnos a financiar a este señor -por suscripción pública- un master sobre Historia de España en cualquier universidad inglesa o francesa, donde quizás descubrirá que allí hablan de una historia muy diferente a la que él quiere imponer.

Pero, conviene recordar algunas cuestiones claves a este respecto en torno a la idea principal: nunca hubo una corona catalana-aragonesa, lo que existió y está documentada es una Corona de Aragón que tenía unos reyes que eran coronados como tales en la catedral de Zaragoza, en la Seo de San Salvador, en la capital política del Reino de Aragón. Por lo tanto, mal va este señor y los que le dan cobertura planteando la idea de una corona que no existió, cuestión que desde Aragón no se le debería pasar sin que fuera objeto de una firme reprobación, sin adentrarnos en el motivo –ignorancia o manipulación- pues que los dos son impropios de un servidor público.

Pero, además, es conveniente que le pidamos que hable de los reyes con precisión, puesto que si los restos son de Pedro III que vive entre 1240 y 1285, no puede confundirlo con Pedro II que vivió entre 1178 y 1213 y que además nació en Huesca. Y esta es la segunda cuestión, lo que nos da paso a la última cuando él se refiere a la tumba de un rey catalán. Sus asesores, que supongo serán más cultos que él, deberían haberle dicho que mal puede hablar de un catalán refiriéndose a Pedro II porque nació en Huesca y que si se refiere a Pedro III nació en Valencia.

En ninguno de los dos casos el rey susodicho nació en territorio de la actual Cataluña, que por cierto no existía como unidad territorial en aquel momento. Pero mucho menos el aragonés Pedro III al que se refiere, pues según su visión sería valenciano, a no ser que este político imperial considere que Valencia también es Cataluña. Claro está que, a estas alturas, yo me pregunto como puede hablar de Pedro II en el siglo XIII cuando ya hubo otro Pedro II en el siglo XII, nieto de la reina Petronila de Aragón que aportó a la Corona el título real y la familia de los Aragó. El puede hablar de Pere II de Cataluña, pero lo suspenderán en el master que deberá cursar en las universidades extranjeras porque el mundo culto entiende que a Pedro II de Aragón (rey de Aragón y conde Barcelona) no puede confundírsele con Pedro III de Aragón, Barcelona, Valencia, Mallorca….

De todo esto hay que tomar buena nota, porque los pueblos que no defienden su historia, la verdad de su pasado, son pueblos que acaban cautivos y amordazados por la iniquidad de los otros. Así que propongo que se haga llegar al Gobierno de Cataluña el ruego de que sea más respetuoso con su propia historia, que también es la nuestra. E igualmente que se sienten las bases para tratar de ayudar a este servidor de la Generalitat y se haga una suscripción pública con una doble finalidad. Si le guía la ignorancia le pagamos ese curso en Oxford, en la Sorbona o en cualquier universidad europea para que no piense que lo queremos contaminar. Y si lo que le guía es la maldad y la mentira tendenciosa, le pagamos una semana de ejercicios espirituales en Montserrat para que medite sobre la conveniencia de acompañarse por la Verdad, base de la dignidad de la persona. En este caso, aunque es mucho más grave el asunto, nos saldría más barato de coste. En todo caso, una precisión al señor Tesserras porque cuando dice que van a estudiar inmediatamente los restos del rey lo que debería anunciar es que no es al rey al que van a estudiar, que es a él al que van a poner inmediatamente a estudiar la historia de su comunidad.

Creo que ya vale de pasar por alto estas muestras de malévola ignorancia, es el tiempo de defender la verdad como único camino para el desarrollo de la convivencia que gentes mal intencionadas quieren romper. Y esto no se lo podemos consentir.


REYES


- Alfonso II, 1169-1196
- Pedro II 1196-1213
- Jaime I 1213-1276
- Pedro III 1276-1285
- Alfonso III 1285-1291
- Jaime II 1291-1329
- Alfonso IV 1327-1333
- Pedro IV 1336-1387
- Juan I 1387-1396
- Martín I 1396-1410
- Fernando I 1412-1416
- Alfonso V 1416-1458
- Juan II 1458-1479
- Fernando II 1479-1516


Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas