LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 


JACA: SILUETA DE TOGADO. ¿GRAFITI O ENSAYO DE ESCULTURA?

Jaca es, como siempre, una delicia además de un sinfín de nuevas circunstancias que sorprenden casi de diario. Tan solo basta con tener un interés real, escuchar a los amigos y "leer las piedras". Ayer viernes 12 de febrero de 2010 tras recorrer el Museo Diocesano hice una llamada a mi amigo Ángel Mesado, presidente de la asociación Sancho Ramírez y durante la conversación me refirió la existencia de una figura labrada en el sillar de uno de los pilares que soportan púlpitos. Su existencia le llegó a través de Laura Aznárez cuyo tío, el canónigo archivero de la catedral de Jaca, Juan Francisco Aznárez fue quien la advirtió.

Ni que decir tiene que tras comer y antes de volver a Huesca, me repasé los pilares anteriores de la nave, en los que se apoyan los púlpitos. Primero el del lado sur con resultado negativo, y luego el norte. Al llegar a la cara que da a poniente, vi unos trazos en el sillar que indico con círculo amarillo en las imágenes sobre y bajo estas líneas.

Poca luz. Trípode y larga exposición centrando el referido sillar y en la pantalla de mi cámara empiezan (¡otra vez!) a aparecer cosas

Colocando el cursor sobre la imagen bajo estas líneas aparece la imagen que he resaltado con trazos amarillos. Es sin duda una silueta que corresponde a una persona en posición frontal y con la cara vuelta a nuestra derecha. Porta ropaje clásico, a modo de clámide sujeta sobre su hombro derecho y extendida sobre el brazo de ese lado sobre el que hace unas delicadas ondas. La zona del sillar donde se ha trabajado esta imagen se halla rebajada y alisada en una ancha franja alrededor de su zona superior. En la imagen que abre pagina, señalo esta zona alisada y rebajada con coloración rojiza.

Una vez más surge la duda de si estamos ante un dibujo "vandálico" realizado sin otro fin que el entretenimiento de alguna persona aburrida, o si su ejecución corresponde a otra motivación. Me inclino a creer (quiero creer) que el elegante trazado de los contornos de la figura, así como la precisión del vuelo de su clámide y la posición frontal con la cabeza girada a un lado, sobrepasan lo esperado en un artista "amateur" que aburrido burila un grafiti. El estilo de la figura, encaja perfectamente con el estilo clásico visto en varios de los capiteles del templo, deudores a decir de Prado Vilar, del sarcófago de Husillos. Bajo estas líneas muestro un ejemplo correspondiente a las dos caras del capitel más al norte en la portada occidental de Jaca. Ese capitel en el que Rodrigo de la Torre, ve (acertadamente en mi opinión) al constructor de la catedral (¿Bernardus?) con una vara de tres pies hablando con otra persona mientras que dos hombres se esfuerzan en portar un pesado sillar entre ambos.

El hecho de que aparezca un dibujo en los sillares situados al alcance de la mano siempre hace pensar en un origen "vandálico", como ocurre en el dibujo que existe sobre una de las columnas posteriores de la catedral de Huesca (Bajo estas líneas. Colocando sobre ella el cursor se resalta). Lo que ocurre es que en el caso aportado de Jaca, el estilo decidido y preciso de las líneas trazadas, así como la preparación de la superficie del sillar hace pensar en que ese grafiti tenía vocación de bajorrelieve. ¿Divertimento de un aprendiz de escultor? ¿Boceto de un escultor que se prepara para labrar un capitel? Una vez más la duda queda en el aire a la espera de otros más capaces. Mientras tanto, resaltar el hecho de la reiteración de "sorpresas" a poco que se preste atención a un templo como en este caso es Jaca.


Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas