LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 

ARTE, FOTOGRAFÍA, SENTIMIENTOS:

UNA NUEVA GENERACIÓN ESTÁ EN MARCHA


Un día hace ya tiempo escribí un artículo sobre el arte. Ah, el arte!.. ¿Hay acaso algo que llene mas el alma humana? Quizás si, depende de quien lo mire, pero triste debe ser la vida de aquel incapaz de apreciarlo... Hoy con la, cada vez más notable, a pesar de las altas temperaturas, presencia del otoño con sus ocres colores, he sentido ese cosquilleo en las manos. Ese que solo soy capaz de calmar con una cámara entre ellas. Ese que me pide ir a buscar el último rayo de sol de la tarde incidir sobre las hojas, ya enrojecidas por esta tercera estación del año, de los árboles del pirineo oscense.

La fotografía, allí quería llegar yo. Para muchos es el simple acto pulsar el disparador de cualquier cámara. Captar un instante entre amigos para que no escape y poder reírte años después. Pero cuando un deseo de crear arte te ronda la cabeza, la fotografía va más allá. Ya no quieres crear una imagen que traiga recuerdos, quieres crear el recuerdo en sí. Quieres ser capaz de, como en cualquier obra de arte, dejar algo de ti en la foto y darle vida, para que cualquiera que vea esa foto entienda lo que tú sentías en ese preciso instante. Y lo importante ya no es solo la cámara, por supuesto ayuda mucho que de buena calidad de imagen, pero una buena fotografía, si se sabe hacer, se puede captar con el más simple móvil. Que no vale de nada comprarse la mejor cámara del mercado y esperar hacer fotos magnificas por que si, pueden tener una muy alta calidad, pero si no sabes plasmar tus emociones, serán fotos vacías, sin vida...

¿Y que se necesita para hacer una fotografía?
Darle emoción, es lo más difícil, es lo que la convertirá en un triunfo o en un fracaso, y allí la luz será tu mejor aliada. Ella llenará la imagen de sobras y formas, de claros y oscuros, teñirá la imagen de la vitalidad del mediodía o de la melancolía del atardecer.
El motivo.
Vivo. Insectos como frágiles mariposas o inquietantes arañas;

Aves como imponentes buitres o quebrantahuesos. Peces, aunque estos estén apilados en un mercado perdido en el último pueblo gallego. Mamíferos desde el más simpático perro hasta, ¿por qué no? Un humano. Y la vegetación con su más bella representación en las flores.

Inerte. Desde la más antigua montaña hasta el último Ipod del mercado, pasando por todos aquellos objetos cotidianos que llenan los vacíos de tu espacio.

Y así poco a poco escribirás un diario visual lleno de pequeños detalles, de momentos que ya no escaparan, todo teñido con tus emociones, que darán una esencia única a la fotografía.Y tal como les dije respecto a la creación del arte en general, cuando de verdad sientan pasar sus emociones del dedo a la cámara a través del disparador, en ese instante, será demasiado tarde. Estarán perdidos, buscaran las últimas luces del día, se retorcerán en pos de encuadres imposibles, añoraran el tacto de sus cámara ante los buenos motivos...

Así se volverán a juntar las emociones y el arte otra vez más, como ya sucedió al principio, y cada vez que aparezca una nueva obra de arte, se creará un recuerdo y un sentimiento, que desembocará en momentos. Allí estaré yo con mi cámara lista para captarlos y seguir creando algo.

Se que no es un artículo propiamente dicho, solo es un modo de transmitir una emoción más, el sentimiento ante el arte. No espero que el lector llegue al final de este artículo más sabio, porque lo importante no es leerlo entero, sino disfrutar del camino.

Mª BELÉN GARCÍA CACHO
HUESCA, 7 DE OCTUBRE, 2011


Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas