LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 

DE LA LUZ Y SU IMPORTANCIA (1)


A la llegada del otoño escribí sobre lo mucho que podía expresar la fotografía, y hoy quiero escribir sobre lo mucho que puede ser la luz en la fotografía.

En lo que a luz se refiere, estoy de acuerdo con los pintores impresionistas: Lo es casi todo. Si la luz cambia, las sombras, el relieve y el color cambian con ella. Dependiendo de ella veremos una cosa u otra, aun teniendo el mismo motivo delante. Pero para dar credibilidad a mi afirmación, tal y como me hacen hacer en los exámenes, pondré un ejemplo:

No se ha alterado la posición, ni el motivo, únicamente la luz


Podemos percibir cómo afecta la luz en nuestro entorno solo con asomarnos por la ventana a distintas horas. El amanecer, con sus primeros rayos de luz traerá sombras alargadas, que la continua aproximación del mediodía irá borrando hasta dejarlas casi inexistentes. Pero con la caída del sol, estas volverán a alargarse, cubriendo el paisaje y creando un cielo rojizo antes de desaparecer por el horizonte. Pero ahí no acaba, porque aunque de noche no contemos con la presencia del astro rey, tendremos su reflejo, varias ocasiones durante el mes, en la luna y también nos acompañará la lejana luz de otras estrellas.

Y ¿Por qué limitarnos a usar la luz del sol?. ¿Por qué no creamos nosotros nuestra propia luz?. Es fácil, con buscar un fondo, en una habitación casi sin luz, e iluminar a nuestro gusto vale. Si queremos que la sombra sea corta, lo será, si queremos que resalten los relieves, resaltarán. Si queremos que nuestro sol, sea azul, pues también. Solo tenemos que aprender a hacer incidir la luz allá donde nosotros queramos. Esto es la fotografía de estudio. Aquí meto mi opinión y recomiendo este estilo para fotografiar cosas pequeñas, esos pequeños objetos que decoran nuestras estanterías y a los que apenas prestamos atención, pero que mirados a conciencia pueden esconder un mundo detrás.

Para acabar esta breve explicación de por qué es importante la luz, quiero que se paren a pensar algo. Un perro ve en blanco y negro, un daltónico confunde ciertos colores y la mayor parte de las personas solo vemos un intervalo concreto del espectro de luz. Si a eso le añadimos que en cada momento la luz que recibimos no incide del mismo modo... Entonces... ¿Cómo es realmente el mundo? La fotografía no nos da la respuesta, porque la gracia de este arte, al igual que la de los demás, es que se refleja el mundo que el fotógrafo quiere ver, y para ello se basará en la luz.

“No vemos el mundo según como es, lo vemos según como somos”

Huesca, a 21 de Abril de 2012
Mª Belén García Cacho


Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas