LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 

BIOTA. RUINAS DE LA IGLESIA SUPERIOR-(Cont.)


12

A finales de noviembre de 2014 Carmen la arqueóloga me envío un correo para comunicarme que continuaban las obras en Biota en el entorno del palacio del Conde de Aranda y que había dado con un posible aljibe y con un cráneo. Esas informaciones fueron suficiente estímulo para acercarme de nuevo a ver la obra, cosa que hice el pasado jueves 27 de noviembre. Carmen no pudo acudir pero me puso en contacto con Toño el encargado que amablemente me acompañó y me dio pormenores de los hallazgos. Con respecto a mi ultima visita destaca el hecho de que se ha excavado hacia el norte del muro septentrional dejando un corredor perimetral que lo rodea así como al de poniente. Al piso se ha echado una capa de cemento y se va a encofrar para levantar un muro de contención alrededor del talud sobre el que asientan el palacio y la torre medieval.

Gracias a esta visita, he podido actualizar la hipótesis de la planta original, corrigiendo la suposición de que no se había construido la cara externa del muro norte, la cual podemos ver en la actualidad alzado sobre un estrato semi pétreo de sedimentos petrificados (Imagen 2).

34

Antes de seguir con imágenes de esta visita, he de hacer referencia a una información que me dio Carmen sobre la cabecita de la Virgen aparecida en la excavación. Me propuso una comparación en la que ella advertía semejanzas entre esta pieza y otra que Abbad Rios mostraba in situ en un vano exterior del monasterio de la Concepción de la Virgen de Cambrón en Sádaba. Revisando mis imágenes y comparándolas con las de Abbad Rios (Imágenes 3 a 5), di con el vano en que se hallaba la desaparecida escultura que mostraba una escena de la Anunciación. La comparativa de las cabecitas de ambas figuras confirma la intuición de Carmen, dado que tanto el estilo general como algunos detalles como la hechura de la corona, son semejantes. Este hecho apunta hacia un momento próximo en el tiempo entre ambas tallas y entre ambas edificaciones no muy distantes en lo físico (apenas nueve kilómetros en línea recta).

5

Otro detalle que puede ser de interés en lo tocante al subsuelo del templo, del cual apuntan un par de columnas en su nave -señaladas con sendos puntos rojos en la imagen 2 de la planta del templo- es la semejanza con lo visto en una imagen que encontré en internet de la mezquita del yacimiento islámico de "Ciudad de Vascos", en Navalmoralejo (Toledo). Las ruinas están datadas entre los siglos IX y XII (Imagen 6). Esta coincidencia formal la considero de gran interés dado que apunta hacia el hecho de que el templo fuese edificado sobre una mezquita previa. Lamentablemente no podremos saberlo -al menos por ahora- porque sobre el pavimento del templo se ha colocado una cubierta geotextil y sobre ella una capa de gravilla dando por concluida la actuación en esa zona, como documento en mis imágenes. Hubiese sido deseable proceder a realizar alguna cata arqueológica en el espacio de la nave del templo para confirmar o desechar esta hipótesis y esa era la intención de la arqueóloga; pero a lo que se ve habremos de esperar a otro momento acaso de mejor bonanza en lo económico. Allí queda el subsuelo en espera de una posterior investigación.

678

Con respecto a la cabecita de la Virgen, de la que ya he comentado la semejanza con una desaparecida escultura del monasterio de Cambrón en Sádaba, documentada por F. Abbad Rios (Imagen 4), a principios de 2015 he tenido noticias del paradero de esa pieza a través de Juan Antonio Olañeta, que la detectó como depositada en los fondos del museo de Yale, EEUU (Imágenes 7 y 8). En su ficha consta como escultura de caliza policromada de 89 x 69 cm, procedente de Navarra y le aportan cronología de segundo cuarto del XII

9

La comparativa de la imagen 9 entre la cabecita de la escultura del monasterio de la Concepción de la Virgen de Cambrón y las dos imágenes de la cabecita hallada en la excavación del templo superior de Biota no deja lugar a dudas. Es el mismo estilo de cara alargada, forma de ojos y párpados, cejas, disposición del manto y de su decoración en zig zag, de la corona y sus adornos de gemas geométricas, etc, en fin, que sin lugar a dudas ambas piezas pertenecen a un mismo taller si no a una misma mano, lo cual es trascendente dado que aportan un nexo de unión cronológico entre el monasterio de Cambrón y la iglesia superior de Biota, confirmando lo apuntado por las hechuras del templo de que ha de datarse hacia el inicio del siglo XIII.

Ya en el campo de la conjetura, apuntar hacia la fundada posibilidad de que basado en la similitud estilística entre ambas esculturas, la de Biota fuese también parte de una Anunciación, siguiendo el formato ya visto en el monasterio de Cambrón; y si como es más que probable, constituyó un elemento destacado de la decoración de su portada, acaso -al igual que ocurre en Cambrón- hiciese alusión a la advocación del templo a la Concepción de la Virgen.

Habrá que estar atentos por si apareciesen nuevos fragmentos escultóricos que así lo corroborasen (Creo que pueden haber fragmentos reutilizados en el muro que separa el templo de la calle al sur del mismo, de hecho ya se pueden documentar allí elementos vistos procedentes de la portada)

10

En el ángulo noroeste del hueco abierto en el talud al excavar la planta del templo apareció una estructura semicircular edificada en piedra sillar que podría corresponder a un aljibe o acaso a un cubo de muralla (Imagen 12). También queda pendiente de ser más estudiada en busca de su funcionalidad.

11121314

Con respecto a la aparición de un cráneo como me informaba Carmen, Toño me señaló el lugar exacto de su situación. Lo señalo con la flecha número 2 de la imagen 15 y con círculo en la imagen 16. La flecha 1 señala el resto del ábside de la iglesia. Ya se advierte que los restos aparecieron a distancia del templo, lo cual invalida mi primera sospecha de que dependiesen de una necrópolis relacionada con el mismo. Por otra parte la calidad del terreno donde se hallaban es prácticamente rocosa. Es una zona de sedimento petrificado que hace pensar en que su cronología sea muy diferente a la medieval. Los huesos y los dientes poseen una pátina brillante por la que creo que son huesos fósiles. Se han mineralizado lo cual da pie a pensar que estamos ante restos de un periodo prehistórico, acaso neolítico lo cual no sería nada extraño dado que estamos hablando de un "oppidum" es decir de una elevación natural próxima a un cauce fluvial lo cual constituye un emplazamiento ideal para que se hayan establecido sucesivos asentamientos humanos desde tiempos prehistóricos hasta nuestros días pasando por las épocas islámica y medieval.

15

Los restos óseos y algunos fragmentos de cerámica aparecidos en lugares diferentes de la excavación se guardan en el ayuntamiento a la espera de un estudio adecuado que los sitúe en el tiempo. Acompañados por la concejal de cultura y con permiso del alcalde los contemplamos y fotografiamos (Imágenes 13 a 16). Se trata de buena parte de un cráneo al que le falta el macizo facial, once vértebras -cervicales y dorsales- dos tibias y un peroné, la mandíbula inferior, tres piezas dentarias sueltas de la superior (dos incisivos y un molar), el extremo distal de un fémur, parte de su diáfisis y un fragmento de costilla

1614

La imagen 18 muestra vistas exterior e interior del cráneo pudiéndose advertir en la zona interna la pátina mencionada que le aporta un brillo peculiar. Las suturas no están cerradas lo que apunta hacia un individuo joven. Las apófisis mastoides pequeñas apuntan a que se trata de una mujer. El temporal izquierdo así como parte del hueso occipital aparecen separados de la estructura craneal.

18

En lo tocante al maxilar inferior (Imagen 19), señalar que aparece fracturado, pero se debe al proceso de extracción de su lecho de roca. La dentición está muy desgastada superficialmente habiendo desaparecido las cúspides de molares y premolares probablemente por el tipo de alimentación rica en elementos minerales. La muela del juicio derecha ha salido, no así la izquierda. Parece haber perdido el segundo molar derecho y el hueso de la encía esta´cicatrizado. Mujer pues, y de una edad entre los dieciocho y los veintitantos años, por haber aflorado ya una muela del juicio.

19

En fin, un paso más en este interesante templo de Biota así como en el destacado lugar que ocupa dentro del cerro en que asentó dominando el caserío. Los necesarios estudios antropológicos de los restos mencionados así como una adecuada prospección del lugar puede darnos una correcta información.


ATRÁS

ADELANTE


Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas