LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 

JACA - LOARRE

Modelos comunes (Cont.)


Sigo dando vueltas a los motivos representados en el capitel jaqués, su copia loarresa y el resultante también loarrés de la imitación del modelo común para los dos anteriores. Hay en ellos varios elementos comunes que estoy seguro nos transmiten un mensaje a pesar de que no seamos capaces de lograr decodificarlo. Para ello necesitaríamos conocer la fuente textual que origina la inspiración de ese modelo común que originará formas derivadas en lugares a distancia como es el ya mostrado del monasterio de San Zoilo en Carrión de los Condes.

También múltiples formas derivadas en las que algunos personajes abren las fauces de leones, ya sea como motivos dentro de un contexto más amplio, o aislados en motivos decorativos de arquivoltas o canecillos (Por ejemplo en Santa María de Uncastillo). Es evidente que el mensaje primigenio trasciende y viaja formalmente a través de talleres y escultores, acaso ya desvirtuado al alejarse del inicio del filum.

El capitel jaqués, por el momento, es el inicio de la serie dada la temprana cronología de Jaca y utiliza un modelo corintio, con sus volutas en la parte alta de la cesta, como es habitual. Aparte de esto, hay cuatro elementos formales que he aislado e resaltado con un código de colores que aparece al colocar el cursor sobre cada una de las imágenes interactivas de esta pagina.

Con el azul señalo a las figuras humanas. El rojo es para los leones. El amarillo para las aves. Por último el verde tiñe el entramado vegetal que unifica o da fondo a los demás elementos. Las volutas así como el resto de la cesta, las he dejado sin colorear.

Creo que el capitel doble situado entre los ábsides norte y central de la catedral (sobre estas líneas) puede ser uno de los más antiguos de esta temática. El hecho de haber necesitado ser suplementado con un fragmento de otros capitel conteniendo un nuevo juego de dobles volutas para alcanzar una altura adecuada al módulo del nuevo maestro que trabaja en Jaca es un argumento en esta dirección.

Por otra parte, la labra formal de los elementos del capitel, cuando se contempla en primer plano, muestra una técnica mucho más depurada y detallista, en especial si la comparamos con el capitel que abre pagina y que corresponde ya al módulo del taller del "maestro de Jaca". También es remarcable el preciosista acabado decorado de los collarinos de este capitel doble.

El capitel adosado al muro sur de la catedral entre el transepto y la nave (sobre estas líneas) muestra también los cuatro elementos mencionados: personajes, leones, aves y maraña vegetal. Formalmente corresponde al estilo del "maestro de Jaca" con figuras elegantes y cuyos personajes desnudos son comparables a la figura de Isaac del capitel del canon de la "lonja chica". Su módulo no necesita ser suplementado para alcanzar la altura del capitel situado enfrente (el de la Anunciación) que si precisó de ser modulado por medio de una pieza incluyendo collarino y segmento con palmetas. Entre ambos sustentan el arco fajón de embocadura de la nave sur.

Es remarcable el hecho de que el cimacio de este capitel con personajes, leones, aves y maraña vegetal, esté formado a base de dos elementos reutilizados, inicialmente no labrados para este lugar. Es un dato más que señala hacia el cambio de estrategia edificativa en esta unión entre cabecera y naves de la seo jaquesa.

Un detalle de este capitel lo muestro sobre estas líneas para poder apreciar la delicadeza de la labra de los detalles anatómicos del personaje desnudo. Quizá si su altura fuese la misma que el de la lonja chica, más fácilmente examinable, los elogios de Gaillard hubiesen apuntado hacia este capitel.

El entramado vegetal que encontramos en la cesta de este capitel es una artística filigrana vegetal que delata a un gran taller/escultor. Por ese motivo lo destaco en la imagen sobre estas líneas.

En el invierno de 2013, una ráfaga de viento derribó el árbol que ocultaba la visión de conjunto de la cabecera de la catedral. Ahora podemos verla en perspectiva y quizá hacernos una idea más clara de cómo fue en origen.

Creo que al interior han de ocurrir también cosas, como una necesaria restauración para que eliminada la suciedad y las capas de pintura residuales de elementos como los capiteles, podamos contar con una nueva imagen de los mismos que nos permita enjuiciarlos mejor a la vez que pondrá de manifiesto la existencia de epigrafías que ya he señalado y que permaneces a la espera de ser rescatadas y leídas.


ATRÁS


Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas