LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 

SARCÓFAGO REAL DE SANTA CRUZ DE LA SERÓS


El pasado 7 de mayo de 2011, Heraldo de Aragón daba la noticia de que "la DGA estudiaba acudir a la subasta del sepulcro de una de las hijas del rey Ramiro I". Según esa fuente, la pieza de principios del siglo XII procedente de Santa Cruz de la Serós salía a la venta el día 25 o 26 por 65.000 euros en la sala Balclis de Barcelona. En este sepulcro del panteón real femenino del mencionado monasterio benedictino pudieron haber reposado los restos de una de las hermanas de la condesa Doña Sancha.

La pieza es de piedra caliza, mide 37,5 x 105 x 50 centímetros y según consta en el catálogo de la mencionada subasta, publicado por Heraldo de Aragón, se atribuye a un escultor del Languedoc francés (Toulouse o Moissac) activo en Jaca o en Santa Cruz de la Serós hacia 1100. Las monjas que se trasladaron a la capital jacetana en 1555 vendieron obras de arte en los años 40 para asegurar su sustento. Parece probable que en este contexto haya que situar la venta de esta pieza que adquirió Moragas, quien además de coleccionista y conservador del Palacio de la Diputación (hoy de la Generalidad) era anticuario. Así la pieza pasó la postguerra española en el palacio de Fivaller de Barcelona, sede de la colección Moragas. Su existencia se acreditó en el "Catálogo Monumental de España. Provincia de Huesca" y por su importancia se informó para su inclusión en el trabajo "El Arte Aragonés fuera de Aragón. Un patrimonio disperso" elaborado por el Gobierno de Aragón.

Su reducido tamaño y forma no antropomorfa hacen pensar que pudo haber sido lugar de depósito de los restos de una niña de 3 o 4 años, posiblemente una de las hermanas de doña Sancha. (Fuente: Isabel Ara. Huesca. Heraldo de Aragón 7/5/2011)

Hoy día 12 de diciembre de 2013 Heraldo de Aragón a través de EFE-Huesca da noticia de alcance a través de su edición digital de que "Vuelve a Huesca un sarcófago de los reyes de Aragón". La pieza ha sido presentada a los medios por Javier Callizo, Director General de Patrimonio de la DG.

El pasado día 13 de noviembre tuve la oportunidad de fotografiarla, con el compromiso de no publicar imágenes en tanto en cuanto no fuese dada a conocer a los medios.

El sarcófago se ha musealizado en la sala conocida como "Sacristía" en el Museo Provincial de Huesca. Se halla flaqueado por dos talla de la Virgen. Una románica del siglo XII procedente de la iglesia de Santiago de Agüero y otra gótica del siglo XIII procedente de la iglesia de Santa María in Foris de Huesca.

La cara labrada de la pieza, a pesar de su marcada erosión, muestra con claridad su iconografía. Se presenta en un marco definido por tres arcos de medio punto apeados en columnas con sus respectivos capiteles, acorde con lo visto en ambas caras del sarcófago de Doña Sancha. Bajo cada uno de los arquillos aparece una pareja de grifos rampantes con la cabeza vuelta hacia el lomo de modo que juntan sus picos. Da la sensación de que apresan con sus garras a un pequeño cuadrúpedo, difícil de identificar por el mencionado desgaste. La imagen con que abro esta pagina es interactiva. Situando el cursor sobre ella se resaltan los detalles mencionados.

En las caras no labradas de la pieza pueden advertirse modificaciones destinadas a su uso como probable fuente o abrevadero (era habitual en estas piezas, como por ejemplo en el caso de la pila bautismal de Navasa)

El grifo es un ser mitológico mistad león, mitad águila que compartir características del rey de las fieras y de la reina de las aves. Su carácter funerario viene traído de la leyenda de la ascensión de Alejandro el Magno quien deseando ver si había tierra más allá de los territorios por él conquistados recurrió a dos grifos uncidos por correas a una cesta o asiento, estimulándolos a ascender mediante el truco de ofrecerles sendos trozos de carne en la punta de dos lanzas manejadas por él.

Esta iconografía está fielmente representada en un delicioso capitel románico de la iglesia palentina de Revilla de Collazos como puede verse en el capitel del lado norte de su arco triunfal en la imagen inferior. Por esta leyenda alusiva a la ascensión por medio de ser mitológico, es probable que se asignase al grifo la potestad de elevar las almas de los difuntos hacia el cielo, lo que justifica su aparición en elementos funerarios, como esta pieza comentada, el sarcófago de Doña Sancha o alguna de las lápidas del panteón de nobles de San Juan de la Peña.


Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas