LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 

RESTOS DE LA IGLESIA ROMÁNICA DE SAN MIGUEL DE LUNA


Muchas veces he dicho que es una delicia tener amigos y he de repetirlo una vez más. No hace muchos días mis amigos de la "Asociación Banzo Azcón" de Luna me dieron noticias de que habían localizado los restos del ábdside de un templo románico en las proximidades de la iglesia parroquial de Santiago y San Miguel de Luna y que en sus sillares había alguna marca de cantería.

Con esa información en cuento pude me acerqué una vez más a Luna y acompañado por Teresa fotografié lo que efectivamente es el resto de un ábside románico, en concreto de una parte del lado norte de su cilindro absidal. Sobre estas líneas vemos dos imágenes de los mencionados de los sillares componiendo cuidadas hiladas. La imagen bajo estas líneas muestra una marca de cantero consistente en una cruz patada. Otra más he localzado en los sillares que quedan por fuera de la balaustrada que divide el antiguo ábside.

La imagen aérea de Luna mostrada bajo estas líneas está tomada de Google Earth. Es interactiva y situando sobre ella el cursor se destacan los templos de San Gil, Santiago y la situación de las ruinas del que fuera templo dedicado a San Miguel, situado al nordeste de la actual parroquial. De ese templo románico antecesor de la parroquil queda visible parte de su cilindro absidal. Probablemente el resto del mismo sufriera derrumbe. Su ubicación sobre el borde del estrato rocoso en que asienta fuese la causa de su desaparición.

Es posible que en las dependencias del salón parroquial, que es donde se localizan estos restos, parte de sus muros puedan corresponder también al perímetro de esa antigua iglesia. El sedificio que alberga al salón parroquial y que antes fue matadero, está orientado al este con notable desviación al nordeste.

Las dos imagenes inferiores muestran dos tomas de la cabecera del edificio en que se localizan los restos arquitectónicos. El chaflan del lado situado a nuestra derecha fue obligado porque reutilizaron la parte del cilindro absidal que no se arruinó.

 

La imagen inferior es activa. Colocando sobre ella el cursor se muestra por medio de flechas el nivel que alcanza el vestifgio del ábside románico por encima del cual, se continuó elevando el edificio por medio de un chaflan plano a base de sillares modernos.

El edificio que contiene los restos, como ya he dicho es el salón parroquial y sobre el mismo se sitán las dependencias de la cámara agraria. Antes, según me informaron fue lugar dedicado a matadero municipal. Sucesión de usos, pero siempre de caacter público, acaso por que en origen así lo fuese por ser asiento de templo de la villa.
Bajo estas líneas miuestro la fachada norte del mencionado edificio, una imagen de su interior y un montaje quepermite ver a la vez la zona dedicada a los asistentes y la cabecera del mismo. Cabecera que en el lado norte es achaflanada también al interior por corresponder a los restos vistos del ábside románico. En el lado sur también se achaflanó al interior, no se bien si por continuar la simetría o porque allí está el resto sur del ábside en cuestión.

Lo curioso es que este local parroquial se destina también al culto. Existe un altar en lo que fuera cabecera y una talla réplica de la Virgen de Monlora. Fue templo, y tras el paso del tiempo sigue síendolo.

Juan Ignacio Sáez a través de la "Asociación Banzo Azcón" me proporcionó información acerca del templo primitivo, en concreto una parte de la transcripción hecha por él del cabreo antiguo de Luna que por su interés copio más abajo.

Anchel Conte Cazcarro también lo cita en su trabajo «La casa templaria de Luna y su dependencia de la Encomienda oscense», rev. Argensola, núm. 87, pp. 5-42.

 

NOTA DEL CABREO ANTIGUO DE LUNA (página 112)

"El año de 1092 el convento de san Juan, de la que entonces era dueño de la dezima y primicia de la villa de Luna, edifico la iglesia parrochial de Santiago de dicha villa, y otra iglesia llamada de san Valentin (que es la que oy se llama de san Miguel). La edifico tambien el dicho convento de sus propios bienes, consignando para ello los bienes de la primicia de dicha villa, por tiempo de cien años, segun se dice en esta bula con attendencia, que en la villa de Luna avia crecido mucho la poblacion, y su primitiva iglesia no era bastante para todos sus moradores. Y porque la iglesia de san Valentin se vino casi al suelo en un terremoto general que huvo en España, y en particular en este reyno de Aragon el año de 1357, el mismo convento bolvio a levantar la iglesia, consignando de nuevo para esto los bienes de la primicia por otros cien años, a peticion de los reyes D. Martin y Dª Maria de Luna, su muger. Hizose el acto desta consignacion en 17 de abril de 1398, y el acto de la obra y primera consignacion se hizo el año de 1268. Estas escrituras se hallaran en el convento de san Juan de la Peña, en el registro del año de 1398, folio 155. Vease la Historia del abad D. [Juan] Briz Martinez, folio 558. Despues el/ el Papa Sixto 1º, el año de 1474, concedio a la villa los bienes de la primicia para la fabrica y conservacion de las dichas iglesias por otros cien años, segun el tenor de la bula, y se cumplieron el año de 1498. Hase de advertir que si se attiende al estado y antigüedad de los edificios de las dichas iglesias de Santiago y de S. Miguel, se puede collegir que en el discurso de los dichos trecientos años de las concesiones de la primicia, que llegaron hasta el año de 1498 \ni despues/ no se ha hecho fabrica ni reparo de importancia en ellas, si no es las tres navadas mas contiguas al altar mayor de S. Miguel, para cuyo effecto estaban aplicados los fructos primiciales de Luna, Erla y de otros lugares, sus annexos. Esta advertencia se haze para satisfazer a la pretension que el año pasado de 1665 se movio, por parte de don Geronimo Torrero, allegando ser de su casa la segunda navada y las capillas de S. Juan y San Antonio, con attendencia de hallarse en dicha navada el escudo de sus armas, y el averlas puesto alli seria honor y agasajo que la villa quiso hazer a su casa (segun es y ha sido voz comun y fama publica), en consideracion y reconozimiento de los muchos y señalados beneficios que le debia, o por otras razones, que dizen algunos antiguos \aver oydo a sus antipasados/. Y lo mismo se ha de entender respecto de las dos otras navadas, en donde tambien se hallan las armas de la casa del duque de Villahermosa y las de la casa del señor de Maxones."

 

Mi opinión acerca de estos vestigios arquitectónicos, sin duda importantes, es que corresponden a un templo románico que se edificó, al igual que el de Santiago, asomado al cortado de la plataforma rocosa en que asienta y que pudo ser la causa de su ruina como puede llegar a ser la de la iglesia de San Gil si no se toman las oportunas medidas.

Las hechuras de lo visto orientan hacia un tempo románico y las marcas de cantería hacia finales del XII o principios del XIII. Es marca de la cruz con sus extremos rematados la encontramos también en lugares de la cabecera y del muro de cierre de San Gil de Luna. El desaparecido templo pudo ser la parroquial de un barrio asentado en la zona baja de Luna hacia donde pudo crecer la población pasada la época de riesgo bélico.

A fin de comprobar si hay más vestigios en ese edificio sería del máximo interés realizar catas en sus muros para comprobar si fue reutilizado tambén parte del perimetro de la nave del templo.

El crismón reutilizado en la fachada sureste del actual templo parroquial de Santiago y San Miguel, probablemente proceda del edificio del que esta os tratado y su forma señala que fe dovela clave de la portada de acceso al mismo.

 

Huesca; 6 de mayo de 2018

Antonio García Omedes

de la Real Academia de San Luis

 


Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas