LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Fotos Diversas | Libro de Visitas | Inicio |

 

ARQUIVOLTAS: MOTIVOS DECORATIVOS (DELANTE Y DETRÁS)


1

La puerta del templo románico es sin lugar a dudas un lugar cargado de simbología. No es un vano más. Es el interfase entre el mundo exterior y La Iglesia. Cruzarla supone acceder a lo sagrado con todo lo que ello comporta. Quizá por ello en sus elementos decorativos los constructores esculpieron una serie de imágenes e iconos advirtiendo al fiel de este extremo.

Formalmente la portada románica nos muestra una disposición abocinada que le aporta majestuosidad y una clara atracción hacia su punto central, el vano, por el que acceder al espacio sagrado. El abocinamiento se logra por la sucesión de arcos de medio punto, con luz mayor cuanto más al exterior hasta utilizar todo el espesor del muro. Es además un ejercicio de virtuosismo arquitectónico logrando vaciar el muro en este lugar transmitiendo los empujes de su zona más elevada a través de las sucesivas arquivoltas hacia las jambas de la portada.

Son las jambas y las arquivoltas que en ellas apean las que tienen función estructural. Hay arquivoltas que apean en columnas acodilladas cuya misión es decorativa y de las que se podría prescindir sin que la estabilidad de la obra peligrase.

234

En ocasiones, como en Jaca, el mensaje es transmitido a través de la escultura situada en el tímpano. Las arquivoltas son estéticamente bellas, propician un juego de luces y sombras (de modo equivalente a lo logrado en en arte lombardo); pero no se utilizan como soporte escultórico.

Hay en el Alto Aragón vestigios de escultores que ensayaron primero y decoraron después las dovelas de las arquivoltas. La imagen 2 corresponde a un sillar exterior próximo a la ventana absidal del templo de Ceñito, cercano a Sos del Rey Católico. En su interior varios sillares más, incluido uno del cascaron absidal lucen motivos decorativos en principio sin sentido a no ser que se contemplen como "pruebas" del constructor.

No lejos de allí, en Navardún, las dovelas de la portada lucen -además del crismón trinitario de la clave- decoración a base de palmetas y estrellas (Imagen 3).

Se ha abierto una vía imparable de gusto por la decoración y transmisión de mensaje de/desde las dovelas que componen las arquivoltas hasta llegar pasado el tiempo y ya en época del gótico a la saturación y el exceso como se puede apreciar en la imagen 4 de la portada occidental de la catedral de Tudela.

5

En mi viaje por Galicia de 2011, visité un interesante templo próximo a Muxía. San Julián de Moraime. La suntuosa portada occidental de este templo introduce una forma nueva de decorar las arquivoltas (1125-1150). No por los motivos decorativos, sino por el modo en que el escultor los sitúa detrás del baquetón como si este hiciese las veces de borde libre de mesa en el cual se apoyan los personajes. Las imágenes 5 y 6 muestran la vista de conjunto así como un detalle de las figuras apoyadas en el mencionado baquetón.

6

Esta novedosa forma de colocar las figuras decorativas en las arquivoltas es de gran interés dado que la volvemos a encontrar en lugares muy distantes de la costa da morte como en Leyre -1120-1135- (Imágenes 7 y 8), Santa María de Uncastillo - consagrada 1155-(Imágenes 9 a 11) o San Pedro de Echano -1156- (Imágenes 13 a 15).

78

9101112

131415

Hay que recurrir, como en otros casos de relación escultórica entre Galicia y Navarra/Aragón al maestro Esteban quien acompaña en su destierro al obispo Diego Peláez en 1088 desde Galicia a Aragón para trabajar en la cripta de Sos en 1094, en la catedral de Pamplona y también en la puerta Speciosa de Leyre.

1617

Esta idea gestada en Moraime y exportada a Aragón y Navarra fue recogida de nuevo en la catedral Compostelana, reinterpretandola y situando el Maestro Mateo a las esculturas de bulto de los músicos en relación con los baquetones de las arquivoltas; pero esta vez, siendo estas el asiento o apoyo de los ancianos músicos -1168-1211-(Imágenes 18 y 19). Algo similar se hizo antes en la portada oeste de Olorón -1102- (Imágenes 16 y 17).

1819

Esta forma de situar a los ancianos músicos por delante de los baquetones se va a repetir al modo compostelano en numerosos templos galaicos como en el monasterio de San Lorenzo de Carboeiro (Imagen 20), San Estevo de Ribas de Milo (Imágenes 21 y 22), Cambre (Imágenes 23 y 24), o en zonas más distantes como en la colegiata de Toro (Imágenes 25 y 26).

2021222324

2526

Esa forma de decorar triunfa y se extiende más allá de las fronteras. La encontramos en la portada de Seviñac en el sur de Francia donde los personajes se presentan sentados en el baquetón e la arquivolta exterior, con la circunstancia de que uno de ellos, el de la imagen 30, porta sobre sus rodillas lo que parece un rollo, ; pero que si lo pudiéramos extrapolar al resto de las dovelas constituiría un baquetón tras el que se situarían los personajes. El escultor por medio de la figura de la imagen 30 hace gala de que conoce esa forma de trabajar.

272829

30


Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas