LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 


- SANTA MARIA DE IGUACEL -



UTM 30T 707330 4724937 1180 m

Ver mapa interactivo de la zona


SANTA MARÍA DE IGUACEL A ORILLAS DEL RIO IJUEZ

A Santa María de Iguácel, situada en el fondo del hoy deshabitado valle de la Garcipollera, se accede por la carretera de Jaca a Canfranc, desviándonos a la derecha, nada más entrar en el pueblo de Castiello de Jaca.

Una pista forestal en aceptables condiciones nos introduce a través del valle (mejor con todo terreno) hasta su cabecera, donde se halla la iglesia. Un par de veces se cruza el río Ijuez sobre inquietantes y gruesas represas de cemento. En los últimos años se ha trazado un paso alternativo, que cada riada anual se encarga de desbaratar.

El lugar es mágico. La pradera verde en la que asienta el templo, el pinar, los montes, el río... Con la imagen inferior quiero transmitir una vista inusual del monasterio. Lo importante es el árbol. Con todo lo que significa de puente entre lo telúrico y lo celestial. Nexo de unión entre tierra y cielo.. Árbol y agua. Doble teofanía que reviste de magia el lugar.

Antes que monasterio hubo árbol, y quizá, como opinan muchos, un centro de fuerte energía. No es casual el emplazamiento de los monasterios en lugares tan bellos y en los que sin saber por qué, es frecuente que contemplándolos te recorra un escalofrío, por más que nuestra inteligencia trate de desterrar ideas esotéricas.

MONASTERIO Y ÁRBOL

En la imagen 2 y en la que abre pagina se adivina semioculta en la arboleda de la orilla derecha la iglesia de Santa María. La nieve le da un toque bello y diferente al paisaje.

Santa María de Iguácel fue propiedad del conde Sancho Galíndez, quien fuese consejero de Ramiro I y tutor ("Ayo") de Sancho Ramírez. Sancho Galíndez a su vez dice haberla recibido en herencia de su padre, el conde Galindo; lo cual nos lleva a los años 1040 - 1050.

1VISTA SUR DE IGUACEL

La fábrica primitiva se componía de una nave de gran altura, con tejado de madera, acabada en ábside semicircular con tres ventanales de arco de medio punto. Tres puertas facilitaban el acceso al interior del templo: Una a poniente, y otra en cada uno de los otros dos muros. Su decoración era escueta. Apenas unas pilastras en el ábside, a modo de lesenas -dos mediales y dos marginales- hasta la cornisa, (Imagen 4) y una original moldura escalonada en el muro sur enmarcando sus ventanales (Imágenes 1 y 3). Ver planta.

Hacia 1072, siguiendo los gustos de la corte jaquesa, se sometió a la iglesia a una remodelación, consistente en sustituir su puerta oeste por un pórtico jaqués (Imagen 6) con tejaroz sostenido por canecillos y una importante inscripción bajo ellos que data la iglesia y a sus artífices. Se añadieron pares de columnas rematadas en capiteles en todas las ventanas; y el interior del ábside se decoró con arquería ciega de cinco elementos, que dejó sin función a los ventanales originales.

2BARRANCO DE IGUACEL, Y ENTRE LA ARBOLEDA, SE ADIVINA EL TEMPLO3DETALLE DE LA MOLDURA ESCALONADA4VISTA SURESTE5VISTA NORESTE. TORRE.

6HASTIAL OCCIDENTAL, CON  PORTADA E INSCRIPCCIÓN.

En la Obra de Ricardo del Arco de 1942 hace mención del templo, diciendo que lo ocupaban monjes benedictinos, comunidad establecida por su fundador el Conde D. Sancho. Trasladados al monasterio de San Juan de la Peña en el reinado de Pedro I (inicio del XII), fue ocupado el lugar por una comunidad de religiosas bernardas, que posteriormente se trasladaron a Cambrón y de aquí antes de 1454 a Santa María in Foris de Huesca, hasta 1473 en que regresaron a Cambrón. De allí por privilegio de Sixto V pasaron a Zaragoza, al convento de Santa Lucía.

7VISTA SUROESTE DEL TEMPLO EN LA PRIMAVERA DE 2004

En 1080, los condes donaron la iglesia a San Juan de la Peña. Dentro del siglo siguiente se edificó la torre que hay al costado norte de la nave y a la que se accede por la que fuera puerta norte del templo. En esa época se instaló una pequeña comunidad de monjas cisterciense que permaneció hasta 1212. Posteriormente se trasladarían a Cambrón donde los inviernos no eran tan duros, y en la actualidad esa misma comunidad se ubica en el convento de Santa Lucía de Zaragoza.

La restauración llevada a cabo por la Asociación Sancho Ramírez de Jaca entre 1976 y 1982, puso de manifiesto importantes pinturas murales en el ábside, datables en el S. XV.

La reja románica de forja y la Virgen titular, ambas del XII, se guardan en el Museo Diocesano de Jaca.

El segundo domingo de Julio se celebra peregrinación de los antiguos habitantes del valle, regresando la Virgen a su templo en esa fecha.

La Asociación Sancho Ramírez mantiene el templo abierto los fines de semana del verano, gracias a la disponibilidad de sus miembros y de la colaboración de "amigos" como José Luis Aramendía, al que acompañé el 11 de Septiembre de 2004 en su función de guardián y guía del templo.


 

Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas