LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 

-JACA. CATEDRAL DE SAN PEDRO - CANECILLOS-

(LA JACETANIA)

Ver mapa interactivo de la zona




Uno de los elementos escultóricos sin duda más interesantes de este templo son los canecillos. En ellos encontramos una escultura tan interesante como extensa. Por el ejemplo del ábside sur, único conservado de modo íntegro, podemos apreciar cómo se dispusieron intercalados con placas esculpidas y sujentado la cornisa con ajedrezado en su borde libre y motivos geométricos en la cara vista.

La mayor parte de los canecillos de la cabecera del templo que podemos apreciar desde diversos puntos de la catedral corresponden a los que estuvieron en los ábsides central y norte, demolido y reutilizados. También en algún punto del lado norte del neo-ábside central podemos encontrar metopas con su decoración.

Sin lugar a dudas el más famoso y comentado de entre ellos es el que muestro sobre estas líneas dado que su estilo escultórico lo pone enrelación directa con el genial escultor tolosano Bernardo Guilduino y/o con su taller. Puede verse en el lado sudeste del ábside central, aunque su altura dificulta la observación directa de sus detalles.

Una vez que he seleccionado todas las imágenes en las que he localizado canecillos y los he preparado para aislarlos y ofrecerlos, me ha llamado la atención un detalle que se repite en un buen número de ellos. Se trata de que las figuras esculpidas se hallan sobre un lecho de rollos, más o menos visibles según el motivo labrado.

Es como si un canecillo de rollos de tradición mozárabe fuera la base para sobre ese elemento labrar la figura correspondiente. Una vez más me surge la duda de si esa forma de labrar estas piezas es casual o bien obedece a un simbolismo que hace mención a las raíces religiosas anteriores.

Por otra parte, los canecillos que cumplen con esta característica muestran una muy cuidada labra, coincidente con algunos elemntos esculpidos en la catedral, como el tetramorfos de San Marcos en la bóveda del templo.

Es probable que dada su buena factura y su estilo coincidente, fueran los que adornaran mayoritariamente el desaparecido ábside central


ATRÁS

IR A VERSIÓN EN INGLÉS


Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas