LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 

-RODA DE ISÁBENA. CATEDRAL DE SAN VICENTE-(Cont.)-



UTM 31T 296347 4685294 910 m.

(RIBAGORZA)

Ver mapa interactivo de la zona


SELECCIÓN RÁPIDA


Adosada al muro este del claustro, y contigua al templo (ver planta) se halla la sala capitular precedida de cinco bellas arcadas apeando en ábacos, capiteles y basas sobre antepecho, que en su centro permite el acceso a la misma. Los intradoses y ábacos de los cinco arcos están decorados con las más bellas laudas funerarias del claustro, conservando algunas la policromía original, como se puede apreciar en las imágenes sucesivas. Si algo caracteriza a este claustro es la gran cantidad de laudas funerarias que posee y que podemos hallar por doquier. Intradoses, ábacos, capiteles, muros, etc. cualquier lugar era bueno para hacer perdurar la memoria de sus difuntos.

1ACCESO A SALA CAPITULAR; EN ÁNGULO SURESTE DEL CLAUSTRO2DETALLE DE CAPITELES EN SALA CAPITULAR

La media docena de capiteles en que apean los arquillos son de una hechura bastante uniforme, mostrando en el centro de las caras de su cesta estilizados motivos florales que alternan con sencillas hojas acabadas en piñas en sus esquinas (Imagen 4). Sobre ellos, alargadas zapatas en vez de ábacos, para poder apear convenientemente la profundidad de las arquerías.

3LAUDAS EN INTRADOS4DETALLE DE CAPITEL EN SALA CAPITULAR

La lauda funeraria de la imagen 3, correspondiente al S XIV ostenta unos delicados escudos y el perfil de un torreón en su parte inferior, como se aprecia en la ampliación de la imagen 5.

5DETALLE DE UNA DE LAS LAUDAS (S.XIV). ESCUDOS Y TORRE6LAUDAS EN INTRADOS. A DERECHA, PAVOS REALES AFRONTADOS

7LAUDAS EN INTRADOS8DETALLE DE LA ANTERIOR. EN ANGULO SUPERIOR IZQUIERDO INSCRIPCION DE LU-CI-FER

Hay una lauda funeraria en esta zona correspondiente a la sala capitular que por tener epigrafiada la palabra LVCIFER despertó mi curiosidad. Se sitúa en el lado izquierdo del arquillo central de los tres situados a nuestra izquierda (mirando desde el claustro). Apeando en la parte claustral de su zapata correspondiente, muestra inscripción en recuerdo de Raimundus que fuera canónigo y archidiácono de Roda y prior de Lérida. Murió el 8 de las calendas de Mayo, sin que conste el año, como suele ser habitual (Imágenes 7 a 9).

9

La primera impresión que tuve fue la de decir "Vaya, ya les han colado un gol por la escuadra. Aquí se nombra al diablo", pues no pensé más al leer "LVCIFER".Tiempo después, volviendo sobre esta inscripción que me inquietaba por el hecho de no comprenderla y a la vez que la incluía en el posteo de un foro de románico, indagué para tener más elementos de juicio sobre la segunda parte de la inscripción "ESPERVS". No veía la relación que podía haber entre ambas.

10

Me abrió los ojos el buscador Google, pues al teclear "Esperus" uno de los artículos seleccionados hacía mención a Esperus o Hesperus, que no es sino la estrella de la tarde, la estrella "vespertina", palabra que deriva de Hesperus y que es el planeta Venus en su ocaso, visible al atenuarse la luz del sol.

Ya con esa pista, acerté a comprender que "LUCIFER" no hace referencia al diablo sino a su etimología real: "el que transporta la luz" y que no es otra cosa que la estrella del alba, Venus, que se alza por la mañana hasta que el sol brilla y dejamos de advertir su fulgor. A partir de aquí ya es cosa fácil atar cabos en esta sencilla y a la vez elaborada y oculta simbología que nos muestra los dos momentos de la estrella más brillante del alba y del ocaso (que es la misma, el planeta Venus) y que se la conoce con nombre distinto según en que momento se halla (Lucifer/Esperus). Refuerzan la simbología mostrada en esta lauda sendas estrellas de seis puntas a modo de flores inscritas en círculo.

Aquél que fuera Raimundus, confiaba en el ciclo eterno "muerte-resurrección" representado por esa estrella que todos los días cae y se apaga para volver a lucir y elevarse con fuerza a la mañana siguiente; como el Sol, pero el Sol es figura de Cristo ("Ego Svm Lvx Mvndi") y Raimundus quería emular a Cristo, claro está, con menor intensidad.

¿Qué mejor y más bella metáfora para mostrar su Fe en la Resurrección?


ATRÁS


Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas