LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 

-TORMOS. TORRE ISLÁMICA DE LA ATALAYA-



UTM 30T 694734 4665740 499 m

(HOYA DE HUESCA)

Ver mapa interactivo de la zona


1VISTA SURESTE DE LA TORRE. AL FONDO EL PANTANO DE TORMOS

La llanura de la Sotonera ha sido desde tiempos remotos lugar apropiado para los cultivos cerealistas y por tanto, asiento de sucesivas civilizaciones. Junto a ello el eje que supone el río Gállego el cual, además de riqueza en forma de agua, proporcionó vías de comunicación norte-sur.

Poco al este del embalse artificial de Tormos o de la Sotonera, al que aporta canalizado caudal el mencionado río, se alza sobre un cerro-testigo la ruinosa torre de La Atalaya (Imagen 1). Es visible desde toda la Sotonera -al igual que ocurre con la ermita de los Agudos, al otro lado del pantano- y desde su emplazamiento las vistas sobre la misma son espectaculares (Ver imagen). Comunica visualmente con Bolea y por supuesto con otra torre afín cual es la de San Mitiel. Se puede acceder con todo terreno por pista que sale a nuestra derecha una vez rebasada la torre circulando en dirección norte, a la altura de la pardina de La Atalaya. No hay problemas para encontrar la dirección buena, porque nunca perderemos de vista la edificación.

2VISTA SUR DE LA TORRE, CON SU LIENZO CAÍDO3TORRE SOBRE EL ´SASO PLANO´ DOMINANDO LA SOTONERA4LIENZOS OESTE Y NORTE

La torre consiste en un edificio de planta rectangular con sus lados mayores orientados a levante y a poniente. Se ha derrumbado el muro sur arrastrando en su caída una parte de los anteriores por lo cual es difícil sin una excavación arqueológica adecuada delimitar su perímetro exacto. Lo que resta de los lados mayores mide unos 10 metros, siendo de 6,50 la medida del septentrional.

Al interior la torre presenta en la planta baja cuatro pequeñas oquedades cuya funcionalidad desconozco (Imagen 12).

5LIENZO OESTE, CON LA PUERTA6VISTA SUROESTE7PÉRDIDA DE SILLARES EN ÁNGULO NOROESTE8PÉRDIDA DE SILLARES EN ÁNGULO NOROESTE

El arranque de la torre muestra un basamento levemente ataludado, apreciable en el perfil derecho de la imágenes 7 y 11. La construcción se efectuó con sillares magníficamente trabajados que muestran en su cara vista un acabado de almohadillado repicado así como un listel periférico de cuidada ejecución. Los sillares alcanzan tamaños notables entorno al metro siendo su lado menor de unos 35 cm. Se colocan preferentemente a tizón, dejando vista su superficie menor sin que por ello sea infrecuente ver abundantes sogas (Imagen 10). La anchura de los muros ronda el metro y medio y los muros se conforman sin relleno intermedio entra ambos lienzos. Se utilizó para su traba argamasa muy clara y en pequeña cantidad (Imagen 8). No obstante a esta descripción hallamos al interior zonas en las que el acabado es más tosco, de mampostería, con sillares intercalados de buena calidad (Imagen 6).

9DETALLE DE LA BASE DEL LIENZO OESTE CON LA PORTADA10DETALLE DE LA BASE DESDE EL SUROESTE11DETALLE DE LA BASE DESDE EL OESTE

El estado general de la torre es preocupante. Los muros amenazan con seguir desmoronandose poco a poco, o quizá de forma más precipitada a la vista del gran defecto de sillares existente en el ángulo noroeste (Imágenes 7, 8 y 11). El empuje angular de los dos lienzos se concentra allí en un solo sillar, que a pesar de haber sido "reforzado" por alguna mano bienintencionada (Imagen 11) se muestra notablemente insuficiente.

12PANORÁMICA DEL INTERIOR DE LA TORRE


 

Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas