LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 

-CALLÉN. TÍMPANO EN MUSEO PROVINCIAL-



UTM 30T 718311 4652430 379 m

(LOS MONEGROS)

Ver mapa interactivo de la zona


1

El Museo Provincial de Huesca guarda algunas piezas románicas de notable interés, aparte de lo puramente estructural como es el caso de las salas de la Campana y de Doña Petronila que conservan la memoria del Palacio de los Reyes de Aragón. En su patio, barroco del S. XVII, se expone un tímpano románico adosado al muro del cual la cartelería indica: "Tímpano - (S. XII) - Románico -Piedra arenisca - Provincia de Huesca".

En la recientemente publicada guía del Museo de Huesca de 2020 se afina más la procedencia de la pieza. En su pagina 135 se especifica que esa pieza procede de la desaparecida iglesia románica que hubo en Callén, datándolo entre 1100 y 1200. La pieza está inventariada como "NIG 03586".

2

Se trata de un tímpano románico deteriorado y con zonas de evidente desgaste y pérdida de material que en origen debió de decorar la portada principal de la desaparecida iglesia de la localidad oscense de Callen. La iconografía que nos muestra se divide en dos registros superpuestos. En el superior, dos ángeles en vuelo sustentan una mandorla que contiene la figura sedente de Cristo en majestad mientras que en el inferior se nos muestra una Epifanía en la que podemos identificar a los tres Reyes Magos, a La Virgen con el Niño en brazos y a san José en su habitual gesto de estar dormitando a un lado de la escena. Al lado izquierdo se puede adivinar la cabeza de uno de los caballos de los Magos. La imagen 2 es activa y situando el cursor sobre ella se resaltan los perfiles de esas desgastadas figuras.

3 4

La figura principal del tímpano, que centra el registro superior, es la de Cristo en majestad. Aparece sentado sobre una almohada que asoma por ambos lados en actitud de bendecir. No posee nimbo aunque partiendo de su cabeza hay tres rayos formando cruz. Tampoco hay símbolos apocalípticos (alfa-omega). Su figura se sitúa por delante de dos círculos superpuestos a modo de "8". Sus pies descansan sobre un escaño en forma de omega invertida. La mandorla que lo contiene no llega a cerrarse por arriba ni por abajo, acabando en el perfil del tímpano y en la moldura longitudinal que divide ambos registros (Imágenes 2, 4 y 5).

Los ángeles que portan la mandorla aparecen con las alas desplegadas y sus cuerpos en horizontal transmitiendo la idea de que se hallan en vuelo. Sobre el ala del ángel del lado de nuestra izquierda, en el perfil del tímpano puede advertirse una letra epigrafiada. Es una "P". Ello hace suponer que en la periferia del tímpano hubo una inscripción epigrafiada, lamentablemente desaparecida a excepción de esa letra mencionada (Imágenes 2 y 6).

5 6

El registro inferior muestra una escena de Epifanía, esto es, de la adoración de los Reyes Magos al Niño Dios. A nuestra izquierda podemos adivinar la cabeza de uno de los caballos de los Magos y luego esos tres personajes, el más adelantado postrado ante el Niño que está sobre las rodillas de la Virgen mientras le hace la entrega de su ofrenda. La Virgen aparece sentada en una silla de tijera, igual que la de san José. Ambas poseen un pequeño cojín. San José, a nuestra derecha, es mostrado del modo habitual, somnoliento, ausente, con su bastón en tau y combado como resultado de la adaptación al marco que lo contiene. Por encima de la cabeza de la Virgen, en la moldura de separación de ambos registrtos, se labró la estrella que guió a los Magos (Imágenes 2 y 7 a 10).

7 8

9 10

El estilo de las figuras del tímpano es rudo. Los pasajes mostrados en sus dos registros remiten a lo visto en el tímpano de acceso al claustro de San Pedro el Viejo de Huesca, en el cual también hay dos ideas: en la superior sendos ángeles sustentan un crismón, al modo de como aquí se hace con el propio Cristo, en vez de su anagrama. En el registro inferior, en ambos casos hallamos una Epifanía cuyos personajes también aparecen con el rostro vuelto hacia el espectador, al igual que en el tímpano del maestro de Doña Sancha que bien pudo inspirar a este artista local para labrar el de Callén. La cronología parece señalar hacia un momento avanzado del siglo XII.


Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas