LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 

-LUNA. IGLESIA DE SAN GIL ABAD-

 

(CINCO VILLAS)

Ver mapa interactivo de la zona


ACCESO RÁPIDO:


1

Completando la decoración escultórica correspondiente al "segundo maestro de San Gil de Luna" (el maestro de Agüero), encontramos media docena de capiteles de menor formato decorando los tres ventanales absidales. Destaco en imagen grande el situado al lado izquierdo del ventanal sur, por que es la escena tantas veces repetida por el maestro representanco a la bailarina contorsionista danzando al ritmo de la música emitida por un tañedor de arpa que, sentado, lo vemos a nuestra izquierda. Escena juglaresca quizá representando la esencia negativa que suponía el arquetipo del músico, juglar o saltimbanqui callejero. Sea como fuere, es la primera que labró el maestro y la colocó en lugar preferent; en la cabecera y al interior del templo. Los demás ejemplares los hallaremos en pórticos o claustros y habremos de esperar hasta llegar al ábside de San Salvador de Zaragoza para encontrarla de nuevo al interior. A pesar de la altura a que se sitúa, una certera pedrada de los "matajudíos" arruinó el brazo derecho de la danzarina que el maestro talló al aire, con elegancia, y por ello se quebró bajo el impacto.

2HOMBRE ENTRE GRIFOS3

El ventanal de nuestra izquierda se decora con los capiteles de las imágenes 1 y 2. El primero de ellos, al igual que el que cierra la serie, es de sencilla temática vegetal con un formato de su cesta bastante diferente a lo que acostumbra el maestro. En esta su primera fase, tanto en Biota como aquí, los grandes capiteles y los modillones los vemos labrados en cestas casi cuadradas, con muy poco perfil troncocónico. Al lado derecho, un personaje descabezado de certera pedrada, sujeta por las barbas a sendos grifos, entre los que se sitúa (Imagen 2).

En el ventanal central, montó un ciclo de arpías. A nuestra izquierda las vemos en una infrecuente pose: rampantes, con la cabeza vuelta hacia el centro y las colas enroscadas sobre un tallo vegetal en el ángulo del capitel (Imagen 3). La arpía de nuestra izquierda es femenina y la opuesta masculina, a juzgar por su poblada barba. Y enfrente a estas, a nuestra derecha, otra pareja de arpías esta vez ya con el formato clásico que veremos a lo largo de toda su obra. Rechonchetas como perdices y con la cola bajo su cuerpo asomando entre sus patas (Imagen 4).

 

45

En el ventanal de nuestra derecha, se halla la escena de la bailarina ya comentada (Imagen 5). Cerrando el ciclo, de nuevo un capitel vegetal (Imagen 6) muy similar al del otro extremo de los situados en los ventanales (Imagen 1).

67GRUPO DE CAPITELES DEL ÁNGULO SUROESTE

8

Las imágenes 7 y 8 muestran los grupos de capiteles que coronan las pilastras languedocianas ubicadas al extremo oeste de la nave. Los del lado norte se labraron con sencillos motivos geométricos, ya diferentes a lo habitual en el maestro de Agüero. Son más "cister", al estilo de lo visto en Puilampa y probablemente se labraron de forma tardía por otro equipo, cuando variando el proyecto inicial, se dejó sin edificar el siguiente tramo de la nave y se cubrió con medio cañón apuntado cuando el proyecto inicial era otro. Tan es así, que el grupo de capiteles del lado sur, se alzó a su lugar sin siquiera ser labrados (Imagen 8).


ATRÁS


Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas