LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Libro de Visitas | Inicio |

 


-IGLESIA DEL CASTILLO DE ROITA-



UTM 30T 654543 470864 879 m.

Descargar track GPS "Navardún-castillo de Roita" (*.plt)

(CINCO VILLAS)

Ver mapa interactivo de la zona


1VISTA GENERAL DEL CASTILLO DE ROITA DESDE EL SUR.

El castillo de Roita se sitúa en las Cinco Villas, a unos ocho kilómetros en línea recta al este de Sos del Rey Católico. Tierra de frontera con Navarra y con el enclave de Petilla de Aragón que históricamente ha condicionado tanto su existencia como su función. Su privilegiada -y hoy olvidada- situación lo convierte en lugar ideal para vigilancia del valle del río Onsella así como hacia Sos y los Baztanes.

Llegar hasta este lugar no es fácil. En mi primera visita ya hace unos años grabé el track para GPS que ofrezco en cabecera de pagina y que me ha sido de gran utilidad para volver. A grandes rasgos, diré que hay que desviarse hacia Petilla de Aragón, circulando entre Navardún y Sos, a la altura del kilómetro siete. Después, a los dos kilómetros de carretera vemos a nuestra izquierda el lugar de Ceñito que es parada obligada para disfrutar de su magnífica iglesia románica. Justo enfrente, a nuestra derecha surge pista en buen estado para 4 x 4. Recorreremos cuatro kilómetros y medio para tomar una pista que surge a nuestra izquierda, en ángulo recto, más estrecha, en peores condiciones y muy empinada que en quinientos metros nos deja junto a las ruinas que muestro en la imagen 1. Durante el primer tramo de la pista se tiene contacto visual con el castillo; pero luego lo perdemos. Por ello recomiendo el GPS, y aun así es posible tomar algún desvío equivocado, hasta ver que nos desviamos del track.

A este castillo que lleva el nombre del lugar donde se alza, Roita, se le ha denominado de muy diversas formas: Ruyta, Rueyta, Çer Castiello, Sercastiello, Serracastilla.. Lo que ha dado lugar a errores al confundirlo con Ruesta de similar fonética y no demasiado distante.

Fue erigido sobre una fortaleza musulmana llamada Charat-Kachtilla en tiempos de Sancho III el Mayor (1004-1035). Ya Sancho Garcés I en 911 lo atacó y conquistó frente a efectivos de una expedición de castigo que dirigida por Al-Tauil regresaba de Navarra (Según Lacarra). Bajo el reinado de Ramiro I de Aragón fueron tenentes Lope Sangiz y Aznar Galindones (1036-37). Posteriormente lo donó al casarse -junto con los castillos de Lobera y Atarés- a su esposa Gisberga, hija de Bernardo de Couserans-Foix, Conde de Bigorra y de la Condesa Guarsinda o Garsinda de Bigorra, quien cambió el nombre por Ermisenda.

Labaña en 1610 habla de "Iglesia grande" al hablar de Ruyta, motivo por el que se ha pensado que se confundía con Ruesta. Pero a la vista de los restos que veremos, es posible que no anduviese errado.

2DETALLE DEL INICIO DE LA SENDA DE ACCESO  A DERECHA DE LA RUINA EN PRIMER PLANO3TORREÓN DEL CASTILLO GÓTICO4VISTA DE CONJUNTO DESDE LA IGLESIA ROMÁNICA

Como digo, ya había visitado el lugar, pues aun siendo gótico (de la segunda mitad del XIV) lo que resta de la fortaleza, bien merece por su grandeza y panorámica dedicarle una excursión. Mediado el verano de 2007, mi amigo de correrías pirineas José Luis Aramendía, me habló de las ruinas de una iglesia románica en sus proximidades, haciendo notar que habíamos pasado por encima de la misma sin darnos cuenta. Y en realidad es así. No es que pasemos por encima, sino que atravesamos lo que resta de la nave del templo al seguir la senda que conduce a las ruinas del castillo gótico. Y aun más, una dañada tumba antropomorfa hace las veces de escalón en el acceso a la plataforma donde se halla el templo.

En la imagen 7 obtenida del Sig-Pag marco con números correlativos la ruina moderna donde dejamos el coche, el lugar donde se halla el resto de la iglesia románica y por fin, el castillo gótico. Del coche a la iglesia en cuestión no hay más de ochenta metros.

El templo fue de una sola nave, orientado, edificado a base de sillares de mejor labra y ajuste en la nave que en su cabecera, donde las hiladas son más irregulares. Mide aproximadamente unos 18 por 10 metros al exterior. Sus muros son de hechura clásica románica: 90 centímetros y tres capas; dos de sillares exteriores y un núcleo central de ripios y argamasa.

5INTERIOR DE LA NAVE ALARGADA GÓTICA HACIA EL OESTE6INTERIOR DE LA NAVE ALARGADA GÓTICA HACIA EL ESTE7POSICIÓN DE LOS ELEMENTOS CITADOS EN EL TEXTO

Las medidas son aproximadas por varios motivos: La vegetación lo cubre casi todo dificultando tanto el reconocimiento como su medición (a pesar de que José Luis desbrozó bastante el ábside, dejándolo visto), parte de su perímetro esta irreconocible o no aflora en el terreno pero sobre todo por el hecho de que al no llevar cinta métrica hube de recurrir a las viejas maneras de los maestros medievales midiendo en pasos, pies, palmos y gemes para después hacer las conversiones oportunas (paso: 80 cm. Pie 30, palmo 23 y geme 20 cm.). Con esas medidas "personalizadas" he confeccionado la aproximación a la planta de la figura 14, en la que marco en azul oscuro las zonas visibles y en claro las poco apreciables o hipotéticas.

8CILINDRO ABSIDAL DEL TEMPLO ROMÁNICO DESDE EL ESTE

En el cilindro absidal resta una potencia de unos 180 cm, alzándose sobre una primera base de sillares algo más adelantados hasta cinco hiladas más, de irregular composición como se advierte en las imágenes 8 a 11.

El templo asienta sobre un estrato rocoso que le sirve de plataforma. A nivel de la cabecera podemos comprobar el desprendimiento de la zona más adelantada de la misma que quizá fuera el desencadenante de su ruina (Imagen 10).

9DETALLE DEL CILINDRO ABSIDAL10TOMA FRONTAL DEL ÁBSIDE ERIGIDO SOBRE ROCA11DETALLE DEL LADO NORTE DEL CILINDEO, TOMA FRONTAL.

Justo por delante del cilindro absidal una roca cubierta de musgo que hay que pisar para acceder a la roca desprendida y poder hacer una toma de lo que resta del ábside, llamó mi atención. En este maravilloso lío, uno acaba desarrollando un sexto sentido para apreciar detalles que se salen de lo normal. Y nos es normal que una roca tenga un "agujero de sacabocados" de cuarenta centímetros de diámetro en uno de sus lados (Imagen 12). Tras liberarla del musgo (Imagen 13) advertí que no es sino la pieza interior del medio punto del vano que debió de centrar el cilindro absidal. La cara que se ve en las imágenes, está poco desbastada, con marcas de piqueta por lo que es evidente que corresponde al interior del muro. El arco es capialzado hacia la cara vista, es decir, el templo debió de poseer un ventanal aspillerado y derramado al interior, como corresponde a este tipo de templo castrense.

12SILLAR DEL MEDIO PUNTO DEL VANO ABSIDAL13SILLAR DEL MEDIO PUNTO DEL VANO ABSIDAL14APROXIMACIÓN A LA PLANTA DEL TEMPLO

Las imágenes 15 y 16 muestran la parte visible del lado norte de la cabecera así como la articulación con la nave. Sillares grandes, con hiladas irregulares que precisan de calces de piezas menores para ser igualadas. Tosca hechura que aparenta mayor arcaicismo que la fábrica de la nave de la que veremos algún detalle.

La imagen 17 corresponde al interior del templo. Los árboles crecen en el inicio del cilindro absidal, por delante de una serie de sillares caídos. Al fondo a la izquierda se advierte la articulación interior del lado norte entre cabecera y nave.

15EXTERIOR DE LA ARTICULACIÓN NAVE-CABECERA EN PRIMER PLANO  Y CABECERA16DETALLE DEL TRAMO RECTO DEL CILINDRO ABSIDAL AL EXTERIOR17INTERIOR HACIA LA CABECERA -ARBOLES EN CILINDRO ABSIDAL-

Esta misma articulación podemos verla con mayor proximidad en la imagen 18. Y en las imágenes 19 y20, detalle de los sillares caídos en el tramo anterior de la nave. Algunos de gran módulo, y uno con talla de dovela. No hay marcas de cantería en ninguno de los sillares vistos del templo.

18INTERIOR DE ARTICULACIÓN NAVE-CABECERA DEL LADO NORTE19SILLARES EN EL TRAMO ANTERIOR DE LA NAVE20DETALLE DE UNA DOVELA.

En la Revista Suessetania número 17, de 1998, María Jesús Berraondo Urdampilleta da noticia de las ruinas de este templo en el artículo titulado: "Sos del Rey Católico ¿Una ermita junto a Roita?" recogiendo información aportada por Amando Martínez quien la descubriera en 1983.


 

Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas