LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 

PARROQUIAL DE ALMAZORRE. ESTUDIO DE SU INSCRIPCIÓN ABSIDAL


 

La ceremonia de consagración del templo románico nos ha dejado en algunas ocasiones información de gran importancia para poder situarlo cronológicamente; de ahí el gran interés en conocer el contenido de elementos relacionados con esa forma de liturgia. Fue un hecho habitual que el obispo de la diócesis consagrase el templo recién edificado, o incluso que lo consagrase por segunda vez en caso de ampliaciones o reformas por ruina del anterior. Si se tiene la suerte de localizar la lipsanoteca, y que ésta contenga un acta de consagración explícita, es posible conocer quién consagró el templo, en que fecha, a quién fue dedicado y qué reliquias se depositaron en su interior.

La información acerca de la fecha de construcción del templo la podemos encontrar bajo la forma de inscripciones labradas en los sillares del mismo o, con menor frecuencia, como información en la decoración pictórica de sus muros. En el caso del monasterio cisterciense de Veruela esa información la hallamos en la decoración pictórica de las pilastras perimetrales de su ábside principal. En San Clemente de Tahull se situó en un pilar de la nave. En ambos casos la información contenida en las mismas es de gran relevancia de cara a conocer datos del momento de su consagración.

 

En el caso de las actas de consagración depositadas bajo el altar, dentro de las lipsanotecas, el formato habitual era el siguiente: En una tira de pergamino, tras la expresión “Audi Israel” se escribían los diez mandamientos, luego el inicio de los cuatro evangelios y por fin la parte más importante: la fecha de consagración, el obispo o arzobispo consagrante, la advocación de la iglesia, las reliquias depositadas en la teca y también en ocasiones la nómina de personas concurrentes en la ceremonia de consagración del templo. La teca, con las reliquias en su interior y el acta de consagración, era cerrada con cera de abeja y en ocasiones sellada con el sello del anillo del obispo consagrante, como en la teca de Muro de Solana. El acta de consagración de la cripta central dedicada en 1125 por el obispo de Barbastro (san Ramón) a Santa María en Roda de Isábena, sobre esta líneas, es un claro ejemplo de acta de consagración.

En la iglesia parroquial de Almazorre, actualmente dedicada a san Esteban, se descubrieron unas interesantes pinturas románicas decorando la cabecera del tempo. Fueron recuperadas en 2008 y presentadas en 2009. A pesar del deterioro sufrido por las mismas y de la existencia de zonas de pérdida completa de superficie pintada, son de gran interés por su estilo y cronología, ya que están datadas, tanto en las mismas como en el acta de consagración del templo.


Durante las obras de recuperación de las pinturas y restauración del templo apareció bajo el altar el acta de consagración en muy buen estado, lo cual permitió conocer los detalles fundacionales del templo como su fecha de consagración (Año de la encarnación del Señor 1131, 6º día de los idus de enero), el obispo consagrante (Arnaldo obispo de Huesca consagró esta iglesia) o la advocación original de la misma (En honor de san Esteban protomártir) así como las reliquias depositadas en la teca (Y colocó en el altar las reliquias de san Juan Bautista y de san Andrés apóstol). La imagen del acta de consagración puede verse más abajo y cliqueando sobre ella, acceder a tamaño mayor de la misma.


Esas pinturas, aunque deterioradas, permiten reconocer que el cascarón absidal se decoró con un Pantocrator flanqueado por los tetramorfos y que en su cilindro, a ambos lados del ventanal, se mostró una lucha entre caballeros. En el lado norte del presbiterio es reconocible una crucifixión. Además, hay una serie de inscripciones a lo largo de dos bandas horizontales situadas entre el Pantocrator y la lucha de caballeros, que se continúan a ambos lados de la cabeza del caballero situado en el lado sur del ábside.

He leído que estas inscripciones hacen referencia a la consagración del templo; pero perfilando las letras reconocibles y complementándolas con las que faltan he llegado a la conclusión de que en el cilindro absidal se repitió la epigrafía existente en el acta de consagración en lo referente a los datos importantes de la misma repitiendo casi de forma literal fragmentos existentes en ella, aunque no en el mismo orden.

En las imágenes inferiores presento las franjas absidales con epigrafía en las cuales he perfilado las letras reconocibles con tono anaranjado y las he complementado con color blanco en las zonas en que ha desaparecido la inscripción para hacer coherente su lectura.


Así he podido leer:

MC............IDVS ANUARII ARNALDVS OSCENSIS : STEPHI MR ET...
          ANNO AB INCARNACONE DNI...... SE AVH
                                                                               BI IHS BBTE ET......

 

11(31) VI DE LOS IDUS DE ENERO ARNALDO DE HUESCA: ESTEBAN MARTIR Y...

        AÑO DE LA ENCARNACIÓN DEL SEÑOR...

                                DE JUAN EL BAUTISTA Y...

Que como puede comprobarse en la comparativa con el acta de consagración repite prácticamente de forma literal fragmentos del final de la misma.

El estudio completo del texto del acta de consagración de la iglesia de Almazorre puede verse en esta imágen.

La coincidencia entre lo escrito en el acta de consagración y en el cilindro absidal es un hecho excepcional del cual no tengo constancia de que se haya producido en otro templo románico de los que he visitado. Además esa coincidencia nos está indicando que el acta de consagración y las pinturas se debieron de llevar a cabo en un corto espacio de tiempo alrededor del 6 de los idus de enero (8 de enero actual) del año de1131.

Como complemento a esta reflexión, os ofrezco la posibilidad de descargar el trabajo de 2018 "Estudio de lipsanotecas altoaragonesas mediante análisis hiperespectral" de A. Montaner, A. García Omedes, G. Goncharova, R. Guixá y D. Navarro, becado por el Instituto de Estudios Altoaragoneses. En el mismo se revisan todas las lipsanotecas y actas de consagración altoaragonesas conocidas, estudiando algunas de ellas mediante análisis fotográfico hiperespectral. En el trabajo se documentan con imágenes y descripciones tanto las tecas como las actas de consagración: DESCARGAR ARTÍCULO

 


Huesca; 26 de agosto de 2022

Antonio García Omedes,

de la Real Academia de San Luis


Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas