LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 

-JACA. CATEDRAL DE SAN PEDRO -INTERIOR-

(LA JACETANIA)

Ver mapa interactivo de la zona



1CAPITEL SITUADO EN EL INTERIOR DEL ÁBSIDE SUR. SIRVE DE PEANA A LA VIRGEN DEL PILAR. PROCEDE DE NÁJERA

Tras contemplar las dos Lonjas del exterior del templo entramos en el mismo para deleitarnos con su espacio, ritmo y la decoración escultórica de sus capiteles. Comienzo con la imagen de un capitel "recolocado". Se halla en el interior del ábside sur, el único ábside completamente original de la catedral. El capitel en cuestión sirve de peana a la imagen de la Virgen del Pilar. (Imagen 1 y 7). Es en sí mismo la esencia del Maestro de Frómista-Jaca. En gran número de sus capiteles (aquí y en otras iglesias del entorno, como Sásabe) afloran en sus esquinas entre las imágenes labradas, los pitones jaqueses. Este capitel es particular por no ser figurativo sino que toman en él carta de personalidad los cuatro grandes pitones angulares sobre una base de palmetas y coronado de volutas y decoración vegetal. Fue traído hasta aquí desde la desaparecida iglesia románica de Santa María de Nájera, siendo este el eslabón que une Frómista con Jaca hasta donde llega el maestro de Frómista-Jaca. (Prado-Vilar. "Saevum Facinus.." Revista Goya Nº 324. 2008) (Ver monográfico sobre los "pitones jaqueses").

Es un elemento escultórico magnífico y esencial. No es casualidad que la activa asociación jaquesa "Sancho Ramírez" lo adoptase como icono, aunque en la actualidad, quizá por haber conocido que este elemento no es jaqués lo hayan sustituído por el capitel de la iglesia de Santiago.

3NAVE CENTRAL, DESDE LOS PIES DEL TEMPLO.2NAVES CENTRAL Y NORTE, HACIA LA CABECERA.

Al interior la catedral se estructuró en una planta basilical rectangular compuesta por tres naves que acaban en sendos ábsides al uso y con un crucero que no destaca en planta en el que se halla la magnífica bóveda que corona la catedral.(ver planta). La anchura de los pies de la catedral es mayor que en la cabecera donde oculta parte de los arcos de embocadura de los ábsides, detalle que para Bango implica que la cabecera estaba ya hecha y que cuando comenzaron a edificar desde atrás, tuvieron que achicar la anchura de esa zona para ajustarla a lo preexistente (Bango 2020).

Las naves se delimitan (Imágenes 2 y 3) por medio de dos filas seis arcadas en las que alternan pilares cruciformes y otros tantos en cada lado, proporcionando apeo a los arcos formeros. Dichos pilares cruciformes con sus semicolumnas adosadas se prolongan en altura en la nave central, diseñados para sustentar arcos fajones que soportaran una bóveda de medio cañón que no se llegó a construir. (Imagen 3). Solo el primer arco fajón existe -en las tres naves- siendo original el abovedamiento del crucero y la cabecera de las naves en su unión con el transepto. Los brazos laterales del transepto se cubren con bóveda de medio cañón perpendicular al eje de las naves. Probablemente la obra se cerrase precipitadamente con cubierta de madera, idea que refuerza el hecho de que algunos de los grandes capiteles fueron colocados sobre sus pilares sin ser acabados de labrar. La actual bóveda de crucería data del XVI.

4ACCESO AL ÁBSIDE SUR. VERJA ROMÁNICA.5NAVE SUR HACIA LA CABECERA.

En la Imagen 5 se aprecia la nave sur con su arco fajón original y el ábside, cuyo exterior es el único conservado como ya vimos. Dicho ábside está delimitado del transepto por una magnífica reja románica de forja (Imagen 4) solo comparable a la que existía en Iguacel y que se halla muy cerca: en el Museo Diocesano. Son rejas que se conformaban a base de fragua, martillo y yunque por los "ferreros". No hay soldaduras -no se conocían en esa época- sino que los diferentes elementos se unen mediante gruesas grapas metálicas de forja ajustadas en caliente. Ferreros, canteros y fusteros; oficios básicos en la edificación del templo, que sin duda dieron origen a apellidos utilizados en la actualidad.

6CAPITELES DEL MAESRO ESTEBAN SOSTENIENDO EL ALTAR DEL ÁBSIDE SUR.7CAPITEL DE LOS PITONES JAQUESES, SUSTENTANDO A LA VIRGEN DEL PILAR.

El altar de este ábside está soportado por dos bellos capiteles y que no son fáciles de contemplar pues las más de las veces los manteles que visten el altar los cubren por completo. (Imágenes 6, 8 y 9). Uno de ellos muestra un delicioso desnudo masculino de aspecto clásico, motivo por el que fue "castigado de cara a la pared" (Imagen 9). Es el capitel del sátiro, estudiado por Prado-Vilar. Ambos capiteles esperan su momento para ser restaurados y reubicados en el Museo Diocesano donde ya esperan sus peanas (Ver monográfico del capitel del satiro).

8DETALLE DEL CAPITEL QUE SUSTENTA EL ALTAR.9DETALLE DEL CAPITEL QUE SUSTENTA EL ALTAR.

Detrás del altar, una imagen moderna de la Virgen del Pilar se eleva sobre el capitel de pitones, que para mi -como ya he dicho- encierra la esencia del Maestro de Jaca.

La imagen 11 muestra una vista interior del ábside sur que guarda en conjunto la mayor originalidad. Los suaves contrastes de luces y sombras añaden el toque justo a esta bella edificación románica. Realzan así de forma extraordinaria su bóveda, ventanal, presbiterio e imposta.

11INTERIOR DEL ÁBSIDE SUR10CAPITEL IZQUIERDO DEL ÁBSIDE SUR AL INTERIOR12CAPITEL DERECHOO DEL ÁBSIDE SUR AL INTERIOR

El cilindro del ábside sur se centra por ventanal decorado por medio de arquivolta de baquetón al igual que al exterior. Apea en dos capiteles labrados que dado el fuerte contraluz son difíciles de observar. Haciendo alguna filigrana en la toma de las imágenes y en el procesado de las mismas, las muestro con los números 10 y 12. El del lado norte (Imagen 10) se decora con motivos geométricos entrelazados y su ábaco por medio de palmetas y una cabecita en el ángulo, motivo que se verá repetido en capiteles del interior de Iguacel. Al lado opuesto (Imagen 12), un curioso motivo: el mono agachado en el ángulo, como después se verá en Loarre o Frómista, iconografía de la lujuria. Tras él, un leoncito y al otro extremo una figurilla humana completan la decoración de su cesta.


ATRÁS

IR A VERSIÓN EN INGLÉS


Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas