LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 

- BROTO. ERMITA DE SAN BLÁS -(Cont.)-



UTM 30T 736131 4720066 887 m

(SOBRARBE)

Ver mapa interactivo de la zona


12

Es seis de julio de 2012. hace poco tiempo que ha pasado el mediodía. José Luis y Eugenio me esperaban para que les acompañase en ese especial momento. Ya les había comentado que se tendría que proceder con especial cuidado pensando en que pudiera aparecer la teca de consagración del templo. Aunque el altar actual no fuese el original, ni en su forma ni en su ubicación, en ocasiones la lipsanoteca es recolocada en el nuevo altar como ocurrió en Muro de Roda, según me refirió José Luis Acin, o en la iglesia de Almazorre.

34

Así pues se comenzó a desmontar el altar retirando el adorno de ocho puntas de su frontal. Varios de los asistentes, miembros de la Asociación e incluso la propia alcaldesa de Broto quisieron dar los primeros golpes (Imagen 1). Tras esa decoración sonaba a hueco y contuvimos la respiración al ver que entre los sillares, el espacio central estaba ocupado por un bloque de piedra toba. Deseábamos que en su centro estuviese la lipsanoteca, pero no fue así (Imagen 2). Con cierta desilusión se continuó el desmonte de los decorados de yesería adosados a las piedras. Se fue retirando poco a poco el yeso de la superficie del altar poniendo de manifiesto una gran losa rectangular alisada en su superficie, pero rudamente trabajada en su amplio borde libre. De momento tan solo pensábamos cómo retirarla para continuar demoliendo el altar; pero de pronto una idea vino a mi cabeza... tomé el cepillo y limpiando uno de sus ángulos apareció justo lo que yo esperaba: ¡Una cruz de consagración!... (Imagen 5). Y debía de haber otra en el ángulo anterior... ¡Si!. Y dos más en el otro extremo y una quinta en el centro de la losa, junto a una zona excavada en la piedra. No había ninguna duda. Estábamos ante la mesa de altar original del templo, con sus cruces de consagración. Toda ella muy tosca, tanto en la elaboración de las cruces como en el acabado de los bordes de la pieza (Imagen 6). Sus medidas son de 150 x 65 x 17 cm lo cual da una clara idea de su peso. Para desplazarla hubo que recurrir a varios rodillos de madera (mangos de azadones y ramas de boj). Al final se consiguió retirarla al lado sur del altar para poder seguir trabajando.

56

Antes de seguir con la demolición del altar moderno, el albañil procedió a retirar el tabique que había ocultado la cabecera durante siglos. Las imágenes 7 a 10 muestran varias imágenes de esa secuencia.

78

910

Tras el tabique empezaron a asomar las cruces de consagración de la cabecera del templo de las que ya había conocimiento por haber sido vistas en alguna de las fotos hechas a través de la cata en esa pared.

11

Tres cruces de color rojo sobre fondo de enlucido blanco. Muy toscas en su ejecución. Consisten en dos líneas perpendiculares a las que en cada extremo se ha añadido una zona triangular de color rojo a base de pinceladas todavía apreciables y todo ello rodeado de un círculo del mismo color (Imágenes 11, 12 y 17 a 19).

12

El desmonte del altar se continuó cuidadosamente por su porción central por si la teca hubiera sido depositada en algún lugar de esa zona. No hubo suerte. Cuando pude pasar a la zona de la cabecera primitiva vi una pieza monolítica situada en vertical, no centrada y próxima al muro de cabecera. En su superficie superior posee una zona cilíndrica excavada con un pequeño orificio ciego en su centro (Imágenes 14 y 15).

1316

1415

Sin duda lo encontrado es la base de un altar. Sus medidas son de 70 cm de altura y la superficie superior donde esta la zona excavada es de 25 x 30 cm. Situado en el centro de la cabecera, debió de sustentar la losa del altar, que quizá se apoyase también en el muro de cabecera. La zona excavada de la base pudo ser el lugar donde se depositó la esquiva lipsanoteca. En los muros laterales de la cabecera, la zona no enlucida siluetea el perfil del altar previo al desmontado (Imágenes 13 y 16). En el lado meridional, además, se halla el vano aspillerado y derramado que veíamos al exterior y que tras ser retirado el material que lo cegaba permite otra vez el paso de luz a este espacio.

1718

19

Esta cabecera recuperada, que para mi corresponde a la del templo hispanovisigodo de la primera mitad del XI, nos ha regalado sus cruces de consagración y también la base y la mesa de su altar. Sin duda una gran noticia. En días posteriores se continuará con la eliminación de la enrona y el desescombro de los materiales allí existentes. Se estará atentos a la posible aparición fuera de lugar esperado de la teca de consagración. Nunca se sabe. Incluso en el subsuelo de la cabecera, como ocurrió recientemente en el templo de Almazorre.

2021

Ocultando esta cabecera que hoy volvemos a ver, hubo durante un tiempo un bello retablo gótico obra de Juan de la Abadía el Viejo, que trabajó en la provincia de Huesca entre los años 1470 y 1498, fecha en que falleció. Este retablo gótico de El Salvador se halla en la actualidad en el Museo de Zaragoza (Imagen 20). Su forma se debe a que hubo de adecuarse al perfil de esta cabecera que podemos de nuevo ver. Estuvo adosado al muro hispanovisigodo y perfilado por la bóveda apuntada que se erigió al tiempo que la decoración del seudocrucero, que por tanto ha de ser anterior a la ejecución del mencionado retablo. Situando el cursor sobre la imagen 21, activa, aparece de nuevo el retablo en el lugar que ocupó a partir del último tercio del siglo XV.

Existe el proyecto de colocar en el templo una reproducción fotográfica a tamaño real del retablo. Mi recomendación es que no oculte de nuevo esta recuperada cabecera . Puede colocarse, por ejemplo, en la cabecera del brazo sur. Ojalá este relato no acabe aquí y pudiese continuarlo con novedades de la aparición de la lipsanoteca. El tiempo lo dirá.


ATRÁS


Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas