LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 

CASTILLO DE POMPIÉN. PINTURAS PASADAS A LIENZO


La iglesia dedicada a Santa Ana en Pompién se halla a poco más de seis kilómetros al sur de Huesca circulando por la A-1212 en dirección a Sangarrén. Se trata de un templo románico, parroquial de un antiguo núcleo habitado, edificado a finales del XII o principios del XIII.

Su interior se decoró con pisturas de estilo gótico lineal en clara consonancia con lo que se estaba llevando a cabo en otras iglesias del entorno de Huesca (San Miguel de Foces, Ibieca, Barluenga, Arbaniés, Ortilla, etc.

Ricardo del Arco en publicación de 1942, dice: "Recientemente se han descubierto pinturas, unos cuarenta metros cuadrados. Para asegurarlas de posibles riesgos, los propietarios del castillo, Dª Luisa y Dª Mª Josefa Alcíbar-Jauregui Latorre las han hecho trasplantar a lienzo. En lo alto de la bóveda del presbiterio apareció el Pantocrator con nimbo crucífero y los Tetramorfos". Estas pinturas se han dispersado en forma de herencia de la familia propietaria del conjunto.

En el verano de 2013 he tenido la oportunidad de conocer y fotografiar cinco de las piezas pictóricas procedentes de Pompién, que son propiedad de unos amigos a los que agradezco la amabilidad de informarme sobre las mismas y permitirme su fotografía y divulgación. Se trata de tres lienzos de gran formato y dos de menos tamaño. Entre los primeros figura el Pantocrator que ocupaba la bóveda presbiteral, una representación del Pecado Original y otra sobre la concepción de San Juan Bautista. Entre las de menor formato hay una imagen que muestra a Esaú y Jacob y otra que parece representar a Adán y Eva en el Paraíso.

A grandes rasgos he de decir que reconozco dos manos distintas. De una parte un pintor de muy buena calidad que plasma imágenes de gran parecido a las del segundo maestro de Bierge (1285-1399). La escena de San Fructuoso de Bierge en la que se narra uno de los milagros de San Nicolás en que un judío jura sobre el sepulcro de San Nicolás haber devuelto su deuda (Ver imagen 10 de esta pagina enlazada) muestra caras y vestimentas semejantes a las de las imágenes 1 y 13.

Por otra parte el Pantocrator, Esaú y Jacob y la creación de Adán y Eva parecen corresponder a otra mano mucho menos hábil.

1

La pieza que interpreto como la expulsión del paraíso es un fragmento de gran formato (Imágenes 1 a 7). Está delimitada por arriba y a nuestra derecha por sendas cenefas decoradas al modo habitual de este estilo. A la izquierda la delimita la mitad vertical de un trazo que separa dos registros. La porción inferior muestra desaparición casi completa de las escenas, en especial de la central; pero se sigue bien el mensaje vertido en ellas.

234

Son tres los registros consecutivos. De izquierda a derecha encontramos a Cristo con nimbo crucífero instruyendo a Adán y Eva tras los cuales aparecen árboles del Paraíso (Imagen 2). En la escena central, la primera pareja se halla a ambos lados de un árbol, probablemente dudando si comer de él o no (Imagen 3). Por fin, en el último registro entiendo que ya han pecado, pues aparece de nuevo Cristo y también un ángel blandiendo su espada, por lo que entiendo que es la expulsión del Paraíso (Imagen 4).

567

Las caritas destacadas en las imágenes 5 a 7, guardan relación con lo visto en San Fructuoso de Bierge (segundo maestro) o en los arcosolios meridionales de San Miguel de Foces en Ibieca.

8

El Pantocrator, en cambio, muestra una técnica mucho más tosca, menos refinada (Imágenes 8 a 10). Parece irse más adelante en el tiempo, aparte de que los trazos oscuros tan señalados en contra de la conservación general de la superficie pintada, parecen apuntar hacia una restauración. La resolución de los pies apoyados en el escabel es torpe; dando sensación de que surgen de detrás del mismo (Imagen 10).

910

Otra de las piezas pequeñas es la mostrada en las imágenes 11 y 12. Gracias a la existencia de tituli puede afirmarse que estamos ante Esau y Jacob; quizá en la cesión de la primogenitura puesto que parece que se ha entregado algo por parte del personaje pequeño al grande.

1112

La pieza mejor conservada y también una de las de mayor formato, es la que muestro en las imágenes 13 a 20. La delimita en su zona superior una cenefa de zig zag decorada con elementos floredelisados. La escena es reconocible gracias a los tituli y al formato narrativo, que relaciona esta con la existente al inicio de la zona alta del muro sur de San Miguel de Foces en Ibieca (Ver imagen superior en la pagina enlazada). Como en Foces, el registro comienza a la izquierda por un altar en el que aparece una figura angélica (Arcángel san Gabriel) que va a comunicar su mensaje a Zacarías, esposo de Santa Isabel. El tema es sanjuanista, como en Foces, lo cual establece un nuevo nexo de unión entre ambos ciclos.

13

La explicación de lo visto en la pintura la tenemos de modo claro en el inicio del evangelio de San Lucas:

Hubo en los días de Herodes, rey de Judea, un sacerdote de nombre Zacarías, del turno de Abías, cuya mujer, de la descendencia de Aarón, se llamaba Isabel. Eran ambos justos en la presencia de Dios, e irreprensibles caminaban en los preceptos y observancias del Señor. No tenían hijos, pues Isabel era estéril y los dos ya avanzados en edad.

Sucedió, pues, que ejerciendo él sus funciones sacerdotales delante de Dios según el orden de su turno, conforme al uso del servicio divino, le tocó entrar en el santuario del Señor para ofrecerle el incienso, y toda la muchedumbre del pueblo estaba orando fuera durante la hora de la oblación del incienso. Apareciósele un ángel del Señor, de pie, a la derecha del altar del incienso. Al verle se turbó Zacarías y el temor se apoderó de él. Díjole el ángel: "No temas, Zacarías, porque tu plegaria ha sido escuchada, e Isabel, tu mujer, te dará a luz un hijo, al que pondrás por nombre Juan. Será para ti gozo y regocijo, y todos se alegrarán en su nacimiento, porque será grande en la presencia del Señor. No beberá vino ni licores y desde el seno de su madre será lleno del Espíritu Santo; y a muchos de los hijos de Israel convertirá al Señor su Dios, y caminará delante del señor en el espíritu y poder de Elías para reducir los corazones de los padres a los hijo, y los rebeldes a la prudencia de los justos, a fin de preparar al Señor un pueblo bien dispuesto"

Dijo Zacarías al ángel: ¿De qué modo sabré yo esto? Porque yo soy ya viejo y mi mujer muy avanzada en edad. El ángel le contestó diciendo: "Yo soy Gabriel, que asisto ante Dios y he sido enviado para hablarte y comunicarte esta buena nueva. He aquí que tu estarás mudo y no podrás hablar hasta el día en que esto se cumpla, por cuanto no has creído en mis palabras, que se cumplirán a su tiempo".

El pueblo esperaba a Zacarías y se maravillaba de que se retardase en el templo. Cuando salió no podía hablar, por donde conocieron que había tenido alguna visión en el templo. Él les hacía señas, pues se había quedado mudo. Cumplidos los días de su servicio, volvióse a su casa. Y después de algunos días concibió Isabel, su mujer, que se ocultó durante cinco meses, diciendo: Porque así ha obrado conmigo el Señor, al tiempo que le plugo quitar mi oprobio entre los hombres. (Lucas; 1, 5-25)

141516

Así podemos comprender la figura angélica sobre el altar, a Zacarías relevando a otro sacerdote en el acceso al santuario, su mujer, el pueblo que aguarda afuera y se impacienta por la tardanza, etc. Todo en consonancia con lo leído en la fuente bíblica.

1718

Pero además, los tituli no dejan lugar a dudas. Colocando el cursor sobre la imagen activa 17, aparece resaltado en nombre de Isabel ("HELISA - BET"); y si lo hacemos sobre la imagen activa 20, veremos resaltarse parte del nombre de Zacarías

1920

 

El último de los fragmentos es de pequeño formato, bastante deteriorado de modo tal que apenas parece advertirse la sinopia de la pintura e incluso ésta algo resaltada para su mejor observación (Imágenes 21 a 24).

21

Dado que la figura central aparece nimbada y la situadas a ambos lados corresponden a un hombre y a una mujer, desnudo él, es sugerente de corresponder a la creación de Eva a partir de la costilla de Adán, dado que ya hay una escena en que Dios situa a ambos en el Paraíso.

222324

Además de lo mostrado, tengo información de otros fragmentos de la pintura de este templo que como he dicho se dispersaron por herencias, así como expectativas de poder acceder en algún momento para fotografiarlos. Todo a su tiempo.


Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas