LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 

CONSAGRACION DE UNA ERMITA MEDIEVAL

SAN BLAS DE BROTO: UN TEMPLO DE LARGO RECORRIDO


Ante todo quiero reconocer que he tardado bastante tiempo en valorar la trascendencia histórica de la ermita de San Blas en Broto. Acostumbrado a fotografiar ábsides semicirculares románicos, su cabecera plana me pasó desapercibida.

Hube de esperar a que aflorasen las ruinas de la iglesia de San Pedro el Viejo poco al lado de la catedral de Jaca para entender ese tipo de cabecera plana que también he fotografiado en Corral de Calvo (cerca de Luesia), Santa María y San Juan de Espierre, San Bartolomé de Gavín, San Julián de Espuéndolas o la más cercana de San Bartolomé de Bergua.

A partir de ese momento ya tuve claro que la cabecera de San Blas de Broto correspondía a este primer momento edificativo de lo que conocemos como arte hispano visigodo o de repoblación, asociado en ocasiones a necrópolis antropomorfas excavadas en la roca. La cabecera original, al interior estaba desfigurada por un tabique que ocultó la original ante el cual se alzó un altar moderno. Vestigios como el fragmento de crismón trinitario reutilizado en la ventana meridional de la nave nos hablan de una intervención del románico pleno. Luego una capilla añadida al sur en el XVI, la ampliación de la nave, etc. componen una abigarrada historia edificativa a lo largo de los siglos sobre un lugar, evidentemente especial y sacralizado una y otra vez.

A través de la web difundí estas ideas, que fueron recogidas por componentes de la Asociación de Amigos de Broto y su Valle, en especial por el sacerdote José luis Febas y por Eugenio López Malo. Fruto de ello fue la realización de unos agujeros en el tabique que ocultaba la cabecera a través del cual se pudo ver y documentar la existencia de tres cruces de consagración y un pie de altar monolítico con una oquedad para contener reliquias en su parte alta.

 

123

A partir de este momento las cosas se desarrollan con mayor rapidez. Se acomete un plan de recuperación y restauración del templo, saneando sus cubiertas, consolidando muros que se abrían, retirando tabiques que ocultaban, etc. La ilusión y el esfuerzo de las personas no entienden de tiempos de crisis, Aportaciones, rifas, venta de calendarios, trabajo desinteresado; todo suma para lograr lo que hoy podemos ver.

En las labores para eliminar el tabique y el altar moderno (6-julio-2012) apareció la mesa del altar reutilizada bajo el moderno y pocos días después la piedra labrada y sellada en la que se conservaba la lipsanoteca del templo. En ese momento escribí en mi web estas palabras:

"En fin, que como mencioné cuando daba cuenta del inicio de la obra, la posibilidad que presentía de la aparición de la lipsanoteca se ha convertido en una realidad. El templo adquiere de nuevo una dimensión histórica de relieve en el Sobrarbe.

Creo que este hallazgo, importante sin duda en el plano histórico y arqueológico, debe de ser tratado con el adecuado respeto a la función litúrgica para la que fue concebido.

Me refiero a que en mi opinión, una vez concluida la restauración del templo, debería de ser consagrado de nuevo, retomando el ara románica y colocando esta teca de consagración bajo la misma, con el protocolo litúrgico habitual. La presencia obligada del sr. obispo supondrá un aliciente más para dignificar y publicitar el hecho.

Ello no desdice de la práctica habitual en tiempos medievales. La presencia de reliquias en los templos eran foco de atracción para los peregrinos que acudían a rezar ante ellas a la vez que dejaban sus limosnas en la iglesia. Las dos circunstancias son buenas para el lugar de Broto".

No se si ha sido casualidad; o si es por ellas, o a pesar de ellas; pero lo cierto es que ayer viernes 23 de agosto de 2013, Don Julián Ruiz, obispo de Jaca/Huesca (yo prefiero anteponer la primera capitalidad del reino) acudió a la inauguración de las obras de la ermita de San Blas y acompañado de cuatro sacerdotes (de izquieda a derecha acompañando al obispo: D. José Luis Febas, D. Francisco Puértolas, D. Francisco Atienza y D. Agustín Sarasa) procedió a llevar a cabo el ritual de consagración del templo. Me avisó Eugenio de que se celebraba el acto; pero hasta última hora no me enteré de que en el mismo se consagraba de nuevo el templo. Toda una deliciosa sorpresa.

45

El pie monolítico de un primitivo altar, descentrado a norte con respecto a la cabecera plana y rodeado de lajas dispuestas en círculos que se prolongan más allá del testero plano (más incógnitas que se abren en este templo) ha sido conservado in situ, así como las lajas que lo rodean; dejando visto este importante vestigio mediante un acristalamiento iluminado (Imágenes 2 a 4). Sobre el pie de ese primer altar se ha colocado la piedra en la que apareció la lipsanoteca. Dos piezas de sendos altares sucesivos.

678

En los preparativos de la liturgia, el brazo sur de la ermita, en el que aparecieron las pinturas de San Cristóbal, asumió funciones de sacristía donde colocarse sus vestiduras los celebrantes y guardar el ajuar litúrgico (Imagen 6). Para entonces el templo estaba ya totalmente lleno. Ni siquiera el calor de esta tarde de finales de agosto disuadió de acudir al acto.

91011

La ceremonia de consagración comenzó por la bendición del templo. El obispo con el hisopo y el acetre esparció agua bendita en la cabecera del templo, sobre el altar y en la nave del templo, a la que no le fue fácil acceder dado el gran número de fieles (Imágenes 9 y 11). En la segunda de las imágenes lo señalo entre el gentío con una flecha amarilla bajo el rayo de luz que entra por el ventanal de poniente.

1213

La lipsanoteca que hasta ese momento esperaba en la piedra donde se halló (Imagen 2) fue colocada por el obispo en el hueco existente en la piedra de altar (Imagen 13).

No será ese su lugar definitivo. Se conservará en la parroquial de Broto y en la piedra donde apareció se depositará una réplica de la misma cubierta por un elemento transparente que permita su observación.

14

15

El siguiente paso de la ceremonia fue la unción del ara del atar con el santo crisma con el cual ungió las cruces de consagración del altar. Esa olvidada piedra que de nuevo asume la importante función de ser ara de sacrificio religioso.

16

17

Tras ser señalada con crisma en sus cruces que se labraron a mediados del siglo XII. el ara es perfumada con incienso. El aroma perfuma de santidad el altar y se expande por el templo.

1819

Consagrada la piedra y recolocada la lipsanoteca, sobre ella se extienden los manteles y se disponen los ornamentos litúrgicos. El altar donde rememorar el sacrificio de Cristo está de nuevo dispuesto para recordarlo.

20

21

Un momento entrañable lo constituyeron las ofrendas. Se iniciaron con la simbólica ofrenda de una paleta de albañil significando la dedicación de cuantos han trabajado en este templo. Luego un pincel, luego un calendario, luego una tarta. Todas son ofrendas de quienes de una u otra forma han contribuido con su esfuerzo a realzar el significado de esta celebración litúrgica.

22232425

26

Tras ello, la Santa Misa vuelve a celebrarse el el templo. Una vez más. Como hace mil años. De nuevo, como siempre. El pueblo. Su pontífice. El lugar sagrado que ha sido distinguido de cualquier otro y ungido con los santos óleos. El obispo de la diócesis que ha recogido el reto lanzado a la red por un soñador y ha venido a consagrar de nuevo este viejo lugar donde se alzaron sucesivos altares en los que se renovó la fe una y otra vez a través de los tiempos.

27

Tras la celebración, las palabras de conclusión; los proyectos de futuro. José Luis Febas me invita a decir unas palabras y lo hago satisfecho de todo lo que acabo de presenciar. Recojo la idea del obispo y me declaro en Broto "soñador; pero soñador satisfecho de ver que mis sueños acerca de esta ermita se han hecho realidad y que el arte al que dedico tanto esfuerzo se asocia de modo inseparable con la liturgia sin la cual carecería por completo de sentido ya que el Románico es arte; pero no solo eso sino que es Arte Sagrado y ello le imprime carácter y lo hace eterno".

Ya en el exterior, confraterniza el pueblo. la ermita, la liturgia son lugar de reunión como ayer, como hace mil años. Nuevos proyectos en el horizonte. Nada menos que restaurar el viejo puente medieval de Broto. Creo firmemente que así será. Hay un pueblo detrás de las ideas y eso es algo imparable.

Regreso a casa con mi hija -la siguiente generación- y creo que merece la pena seguir adelante; seguir soñado. A veces los sueños se hacen realidad y esa realidad incluso llega a superarlos.

28


Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas