LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 


-JACA. CATEDRAL DE JACA-MUSEO DIOCESANO: 6-CAPILLAS CLAUSTRALES-



UTM 30T 701154 4716092 820 m

Ver mapa interactivo de la zona


Las capillas claustrales, en número de tres, se sitúan entre la sala Bagüés y la sala capitular. Mediante la instalación de vitrinas-expositores se ha recreado la separación que existió en su momento entre estas capillas. Dichos expositores muestran interesantes tallas románicas, entre las que sobresale sin duda al Virgen de Iguacel (S XII). También dos Cristos de gran tamaño procedentes de Ardisa y de la propia catedral de Jaca.

En la primera de las capillas desde nuestra izquierda -la más cercana a la Sala Bagüés, y que sirve de tránsito hacia la misma- encontramos un elemento singular: la verja románica de la ermita de Iguacel. Destinada a delimitar el espacio dedicado a los fieles de la cabecera del templo, se fabricó de hierro trabajado a martillo, y en la misma podemos encontrar verdaderas filigranas en el ensamblaje de sus elementos así como pequeños y deliciosos detalles que muestran desde un par de cabecitas humanas hasta una serie de cabecitas de animales sencillas o dobles que rematan las espirales de hierro. Merece la pena tirar de linterna, agacharse y recorrer sus trabajados detalles.

En la pared-cabecera de esta capilla hallamos pinturas procedentes de la parroquial de Santa Eulalia de Susín. Formaban parte de la decoración del ábside del templo y lo conservado parece corresponder a una escena de la ascensión de Cristo al Cielo, Los apóstoles con gesto afligido son conocidos popularmente como "los llorones de Susín"

En las vitirnas-expositores de esta zona vemos un par de aguamaniles procedentes del monasterio de San Juan de la Peña, con sus correspondientes dibujos realizados por J.M. Pesqué. En uno de ellos parece narrarse la leyenda de San Voto con la escena de caza que propició el descubrimiento de la Cueva de San Juan de la Peña y el cuerpo del ermitaño Juan de Atarés.

También tres lipsanotecas; las de Bagüés, San Juan de la Peña y San Miguel de Botaya respectivamente.

Los cristos de Ardisa y de la catedral de Jaca ocupan las cabeceras de las siguientes capillas.

Lugar destacado ocupa la talla románica de la Virgen de Iguacel; una de las más celebradas y queridas de las tallas románicas del Alto Aragón

La Virgen vuelve a su casa cada segundo domingo de julio. Es transportada cuidadosamente en una caja preparada a tal fin para ocupar lugar preferente en su templo. Es presentada a la adoración de los fieles y también se realiza una procesión alrededor de la ermita portando a la Virgen en andas. Estamos hablando de piezas de museo, de gran valor artístico; pero no hay que olvidar que ante todo, y en origen son objetos litúrgicos que reciben la devoción popular.

El sarcófago del conde Sancho Ramírez, hermanastro del rey del mismo nombre, procedente de la parroquial de Lasieso, se expone en la sala situada más a nuestra derecha

 


Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas